Política

Alberto Fernández se refirió al escándalo que protagonizó el ahora ex diputado Ameri

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, hace gestos durante conferencia en Buenos Aires. Argentina. Foto de archivo Ago 12, 2020. Juan Mabromata/Pool via REUTERS (POOL/)

“Lo que ocurrió con (Juan) Ameri degrada la democracia. Es algo indignante. Cuando lo vi no sabía si reír o llorar”, aseguró Alberto Fernández durante una entrevista con Radio 10 cuando fue consultado sobre el caso del ahora ex legislador salteño que ayer protagonizó un escándalo durante una sesión de la Cámara de Diputados.

En esa línea, Fernández dijo que sintió “indignación” al enterarse de lo que ocurrió y consideró que “un diputado es un representante del pueblo. Lo que no puede pasar es que no pase nada, porque si no, en la política todo nos iguala. Es algo grave y la política no debe pasarlo por alto”.

Por otro lado, fue consultado sobre la remoción de los jueces que habían sido trasladados por el macrismo y aseguró: “Me preocupa porque lo único que estamos haciendo es restablecer un orden perdido en el gobierno anterior; ¿qué pasaría si el juzgado de Bonadio, que está vacante, buscara un juez que me cae simpático y lo pongo en ese lugar? ¿Y qué pasaría si las cuatro vacantes que hay en la Cámara Federal buscara jueces simpáticos y los hago camaristas por un decreto? ¿Qué pasaría si hiciera eso?”.

“Si yo quisiera aprovecharme del escándalo que hicieron, aprovecharía esos antecedentes, podría buscar un juez federal que me resultara simpático, los que llaman un juez K… Eso está mal, hay que entender qué están discutiendo en la Corte. ¿Cuál es la disyuntiva que tiene el presidente de la Corte? ¿Qué está buscando? Cualquiera que ha estudiado derecho sabe que esto es un escándalo jurídico. A uno de los jueces desplazados lo conozco desde los 17 años, tengo una relación personal con él; no son los nombres, son las instituciones”, agregó el primer mandatario.

En tanto, Fernández agregó: “Podría hacerme el distraído y llenar las vacantes con jueces que me cayeran simpáticos, pero no es lo que hay que hacer, hay que poner jueces probos, dignos y capaces. Si yo quiero ser juez tengo que rendir un concurso, hay un temario en ese concurso. Estos tres jueces nunca fueron al Senado para que dijera si estaba de acuerdo o no con que se los designara en esos cargos”.

“La reforma de la Justicia federal la plantearon durante décadas todos los partidos, pero si la propongo yo dicen que es un mecanismo para lograr la impunidad, por más que no se remueva a ningún juez, que se respeten los jueces naturales de cada causa. ¿Me pueden explicar de qué hablan cuando dicen que es un sistema de impunidad? Los que se quejan creen que van a perder el poder de seguir manipulando”, se quejó el Presidente.

Por otro lado, el Presidente expresó su “preocupación” porque el Poder Judicial no implementó todavía la Ley Micaela sobre capacitación obligatoria en materia de género para el Estado y cuestionó a la Corte Suprema, en el marco de la presentación del Programa Acompañar para víctimas de violencia de género.

“Veo con preocupación de que dos de los tres poderes (del Estado) han avanzado en implementar esa ley”, subrayó Fernández en referencia a la demora por parte de la Justicia, durante el acto que encabezó en la Residencia de Olivos.

El jefe de Estado aseguró que le pidió “al presidente de la Corte (Carlos Rosenkrantz) que se ocupe de tratar el tema y lamentablemente” recibió “silencio”, al tiempo que sostuvo que “es importante” que el Poder Judicial “entienda el problema, porque ellos van a juzgar a los victimarios”.

“Y si no entienden la dimensión de esto y no quieren asumir la necesidad de deconstruirse, entonces estamos en un problema”, remarcó el mandatario en su crítica por la falta de implementación de la ley que establece la capacitación obligatoria en materia de género para los funcionarios públicos de los tres poderes.

Fernández se expresó así en el marco de la presentación del Programa Acompañar junto a la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, su par de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y la titular de la Anses, Fernanda Raverta.

El programa apunta a asistir a las personas que se encuentren en riesgo por violencia de género con una ayuda equivalente al salario mínimo, vital y móvil por un período de seis meses consecutivos, para lo cual contará con una inversión de casi 4.500 millones de pesos.

Seguí leyendo:

Los contundentes discursos de los Diputados oficialistas y opositores con el que repudiaron el accionar de Ameri

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba