Política

El Frente de Todos presentó un proyecto para modificar el reglamento en Diputados y habilitar las sesiones remotas sin discutir el protocolo

La última sesión arrancó a las 15 y se extendió hasta cerca de las 4 de la madrugada del día siguiente (HONORABLE CÁMARA DE DIPUTADOS DE/)

El peronismo buscará reformar el reglamento de la Cámara de Diputados para evitar que se repitan las discusiones sobre la modalidad remota. “Ya no habrá más debate sobre el protocolo”, indicaron a Infobae fuentes parlamentarias luego de la presentación de dos proyectos de la entrerriana Mayda Cresto que buscan modificar algunos artículos del reglamento de la Cámara baja justo después de que Juntos por el Cambio insistiera con la necesidad de mayor presencialidad. De esta manera, cuando venza el último acuerdo entre jefes de bloques y si los proyectos se aprueban, los diputados quedarán habilitados a sesionar vía teleconferencia.

El primer proyecto de resolución impulsa la sustitución del artículo 14° del Reglamento de la Cámara de Diputados de la Nación. Quedaría redactado de la siguiente manera: “Los diputados no constituirán Cámara fuera de la sala de sesiones, salvo los casos de fuerza mayor. Cuando la Cámara se encontrase imposibilitada de realizar sesiones presenciales, las mismas se llevarán a cabo de manera telemática. La presidencia proporcionará la plataforma de conexión, que permitirá continuar con total normalidad su funcionamiento.

Para discutir las iniciativas ya se llamó a reunión de la comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento para el próximo lunes. La presidenta es justamente la diputada Cresto e intentará ver si puede avanzar sobre una reforma puntual o más abarcativa. En la principal bancada opositora ya anticipan una pelea en puerta. En Juntos por el Cambio consideran “vago e impreciso” el texto y advierten sobre las facultades que tendría el Presidente de la Cámara para decidir hasta cuando habría sesiones telemáticas. “Esto podría ser para siempre. Además, se considera que se va a contramano del resto del mundo, donde los Parlamentos están todos volviendo a sesionar presencialmente, de la forma tradicional”, cuestionaron cerca de Mario Negri, jefe de la bancada de Juntos por el Cambio.

En ese proyecto se propone también que las sesiones telemáticas por fuerza mayor sean declaradas por resolución de labor parlamentaria con el voto de la mayoría de los presidentes de bloque que representen la mayoría más uno de la totalidad de los miembros de la Cámara. Es decir que en tal caso la modalidad remota no se aplicaría en forma automática ni por decisión de las autoridades de Diputados sino a través de un acuerdo entre la mayor parte de los jefes de todas las bancadas y no por unanimidad de los bloques que integran el cuerpo legislativo como venía exigiendo Juntos por el Cambio. En otra versión del mismo proyecto se quitó la obligación de que haya reunión de labor parlamentaria para definir la necesidad de sesionar a distancia.

Mayda Cresto
La diputada Mayda Cresto (de blanco en el centro) junto a sus colegas Carolina Gaillard y Marcelo Casaretto acompañaron al Presidente en su visita a Entre Ríos (Twitter: @MaydaCresto)

En segundo lugar se propone sustituir el artículo 106 por otro en el que se mantiene la forma de elección de las autoridades de las comisiones, los cargos que cada una tendrá y los plazos de trabajo para dictaminar. En el final del artículo se agrega la modalidad remota para trabajar. La primera parte es igual al reglamento actual: “Las comisiones se reúnen y dictaminan sus asuntos en dependencias de la H. Cámara de Diputados de la Nación. Sin perjuicio de ello, cuando circunstancias especiales lo aconsejen, las reuniones podrán realizarse en cualquier otro lugar que se considere más conveniente para la consecución de los fines perseguidos, con previa autorización de la Presidencia de la H. Cámara de Diputados de la Nación”.

Se incluye en la propuesta la teleconferencia: “Si por situaciones de fuerza mayor, las comisiones se encontrasen imposibilitadas de realizar sus reuniones presenciales, las mismas se realizarán de manera telemática con la previa autorización de la presidencia del cuerpo. La misma será a solicitud de presidente/a de comisión a presidente de la Honorable Cámara. Las autoridades garantizaran las medidas necesarias para proveer de todo lo necesario para el desarrollo de las mismas”.

En los fundamentos, la entrerriana Cresto, del Frente de Todos, evaluó que “es necesario optimizar y ordenar el desenvolvimiento de las reuniones de comisión y de las sesiones de esta Honorable Cámara” y “dar respuesta a través de una serie de medidas que servirán para un mejor funcionamiento de esta casa”. Indica también que “sabemos que con responsabilidad se puede trabajar tanto presencial como remotamente, también sabemos que se puede trabajar en sesiones mixtas, lo hemos visto en esta Cámara en sesiones pasadas”.

Comisión de Seguridad en Diputados, presentación Gabriel Fuks
Por la pandemia, Diputados trabaja de forma remota desde hace meses

Hasta ahora, los diputados acordaron un apartamiento del reglamento y consensuaron un protocolo de funcionamiento remoto que renuevan cada 30 o 60 días. En cada nueva votación se discute también qué temas se pueden tratar y cuáles no. La oposición de Juntos por el Cambio insiste en que a través de las teleconferencias sólo se pueden considerar temas de amplio consenso que no generen dudas a la hora de votar o no se reduzca el tiempo de exposición de los legisladores. De hecho el 1 de septiembre radicales, macristas y la Coalición Cívica se negaron a convalidar el protocolo para evitar discutir a distancia la reforma judicial, el Presupuesto, la movilidad jubilatoria y el impuesto a las grandes fortunas. Finalmente coincidieron en hacer una salvedad en el acta de Labor Parlamentaria para que se puedan solicitar sesiones con mayor presencialidad en el recinto. Juntos por el Cambio acaba de apelar al artículo citado y solicitó que el Presupuesto y el Aporte Solidario Extraordinario que grava los bienes declarados por más de $ 200 millones se debatan con la mayor cantidad de legisladores físicamente presentes. Eso obliga al presidente de la Cámara, Sergio Massa, a buscar un espacio más amplio y ventilado que permita garantizar medidas sanitarias que prevengan el contagio. Excepto que muchos legisladores fundamenten por carta su preferencia de conectarse vía internet.

Con la enmiendas de Cresto, ya no habría que acordar temas ni agenda y ningún bloque podría imponer a otro la modalidad de sesión que pasaría a regirse con el mismo reglamento que las sesiones normales, fuera del contexto de aislamiento social. Incluso habla de “mayoría” y no de “unanimidad” como venía proponiendo Juntos por el Cambio.

En el segundo proyecto de Cresto, mucho más amplio que el anterior, se impulsa una reforma más completa y se incorpora el artículo 108 bis que determina que las comisiones tendrán hora de inicio pero no de finalización por lo que podrán mantenerse en reunión hasta agotar el temario. Además, aclara que en caso de pasar a un cuarto intermedio se reiniciará con el número que haya en la sala, sin la mayoría o la tercera parte de sus componentes. También que pasada la media hora no se podrá dictaminar y que el tiempo de espera para lograr el quórum no podrá superar la hora y media de la convocada.

Otro cambio propuesto apunta a reducir el tiempo de exposición de cada diputado. Es algo acordado actualmente para la modalidad remota pero se dejaría expresado en el reglamento tanto para las sesiones presenciales como aquellas que se realicen por teleconferencia.

Se mantiene el uso de la palabra por única vez para cada diputado, excepto que deba rectificar interpretaciones erróneas sobre sus dichos; los 20 minutos de cada miembro informante de los despachos de mayoría y minoría y el autor del proyecto pero se reducen al resto según la cantidad de diputados que integren los bloques que representan.

Por ejemplo, el reglamento actual indica que los diputados que representan bloques con uno a tres integrantes disponen de doce minutos. Es el caso de Nicolás del Caño, Romina del Plá o Alma Sapag, tres monobloques. En la nueva propuesta si el bloque posee entre 1 a 10 diputados, sólo podrá utilizar hasta 8 minutos.

Y si el bloque posee entre 11 a 20 diputados, podrá utilizar hasta 12 minutos; si el bloque posee entre 21 a 30 diputados, podrá utilizar hasta 15 minutos y si el bloque posee más de 31 diputados, podrá utilizar hasta 20 minutos. Para los demás diputados que pidan la palabra las exposiciones siguen en siete minutos en esta iniciativa.

diputados juntos por el cambio
Juntos por el Cambio ya convocó en dos oportunidades a sus diputados para sesionar en forma presencial

Entre otros puntos salientes, Cresto incluyó una idea que Massa anunció cuando asumió como presidente de la Cámara. Con el objetivo de evitar debates de madrugada se propone una nueva redacción para el artículo 174 que entre otras pautas fija el inicio de las sesiones a las 12 y su finalización a las 23. “Cuando la Cámara hubiere pasado a cuarto intermedio y no reanudare la sesión en el mismo día, pasará al día siguiente inmediato, queda estipulado que se retoma a las 10 de la mañana. Sin perjuicio de ello, la Comisión de Labor Parlamentaria puede proponer límite de tiempo a la duración de las sesiones”, se estipula.

Con el objetivo de reducir el tiempo de sesión, se establecería un artículo según el cual los homenajes se harían en una sesión especial mientras que los homenajes que se realicen en el marco de las sesiones ordinarias, especiales y extraordinarias quedarán para el final del tratamiento del orden del día previsto y no en el inicio como ocurre actualmente. También fija en tres diputados o diputadas la posibilidad de hacer uso de la palabra en cada homenaje.

Finalmente se establece que en la elección de autoridades de la Cámara se deberá respetar el principio de paridad de género con una representación femenina del cincuenta por ciento (50%).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba