Salud

¿Reinfección por COVID-19 o permanencia del virus en el cuerpo? Expertos explican por qué hay casos graves por segunda vez

Científicos de todo el mundo siguen aprendiendo sobre el nuevo coronavirus todos los días en busca de una vacuna o tratamiento eficaz que lo elimine – REUTERS/Nathan Frandino (NATHAN FRANDINO/)

Cuando una persona vuelve a dar positivo por coronavirus SARS-CoV-2, ¿realmente se reinfectó o es la expresión del mismo virus que permaneció latente en el cuerpo durante varios meses hasta que generó síntomas o fue detectado en forma asintomática?

La respuesta es que ambas pueden suceder, pero es más difícil comprobar que se trate de una reinfección, según explicaron científicos infectólogos a Infobae.

En las últimas semanas, varios casos de nueva positividad del coronavirus han surgido, llamados comúnmente reinfecciones. Infobae accedió al relato de una mujer que prefiere no dar a conocer su nombre: “Hace 2 meses me detectaron COVID con un hisopado porque parte de mi familia estaba con síntomas y el mismo diagnóstico. Cursé la enfermedad de manera asintomática y aislada durante casi 3 semanas. Hace unos días atrás comencé a sentirme mal. Fui a la guardia, me volvieron a hisopar, volví a dar positivo pero ahora con neumonía y con anticuerpos, según los análisis de sangre que me realizaron. Recibo antibióticos por vía intravenosa. Hoy me hicieron estudios de laboratorio que continúan en valores de infección por lo cual debo quedar internada al menos hasta el viernes”.

El comportamiento de este nuevo coronavirus es similar a los anteriores, como el de la gripe, al reproducirse por aire y causar reinfecciones - Reuters
El comportamiento de este nuevo coronavirus es similar a los anteriores, como el de la gripe, al reproducirse por aire y causar reinfecciones – Reuters (STEPHANE MAHE/)

“En general, los coronavirus como el de la gripe se caracterizan por hacer reinfecciones. Sin embargo, no está claro respecto al COVID-19. Lo que llama la atención es que habiendo millones de casos en el mundo, las series que hablan de reinfección se refieren a algún paciente aislado. Tampoco hay mucha bibliografía al respecto”, explicó la doctora Ángela Gentile, jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y asesora del Gobierno durante la pandemia.

Y agregó: “Para afirmar que una persona se reinfectó es necesario hacer una buena historia clínica y epidemiológica con las dos muestras. Es fundamental secuenciar estas muestras para ver su estructura genómica en un laboratorio de virología, para comprobar realmente que se trata de un coronavirus con mutación o bien se trata de la PCR positiva por un resto de virus no viable o activo. Recordemos que hasta 3 meses pueden aparecer PCR positivas, dadas por trazos o restos de genoma viral, pero no por virus activos”.

Su colega, el infectólogo Ricardo Teijeiro, admitió que según investigaciones científicas, es posible reinfectarse de coronavirus, como el famoso caso de Hong Kong, pero eso requiere que pasen varios meses y dos análisis genéticos que lo comprueben.

Para comprobar que existió una reinfección es fundamental secuenciar la estructura genómica en un laboratorio de virología - REUTERS/Joseph Campbell/File Photo
Para comprobar que existió una reinfección es fundamental secuenciar la estructura genómica en un laboratorio de virología – REUTERS/Joseph Campbell/File Photo (Joseph Campbell/)

“En el último tiempo se está confundiendo una reagudización del mismo cuadro con una reinfección certera. Hasta ahora son muy pocos los casos en el mundo en donde se han comprobado reinfecciones. Cabe aclarar que en otros cuadros virales se observan otros procesos infecciosos. Al SARS-CoV-2 lo estamos conociendo y es posible que se pueda quedar mucho tiempo en el cuerpo, generando distintas patologías según el organismo que infecta”, explicó el experto.

Y agregó: “Respecto a los anticuerpos que una persona genera tras contagiase, hay que aclarar que no siempre están presentes y quedan. O tal vez pueden permanecer en una mínima expresión, que no es suficiente para que la enfermedad se vuelva a manifestar. En el organismo se produce una enorme respuesta celular, pero esa respuesta muchas veces no coincide con ser anticuerpos protectores”.

Para la médica infectóloga Isabel Cassetti, directora de Helios Salud, “hay que analizar si la persona superó el cuadro en realidad, con PCR positiva. Se están estudiando estos casos que no son frecuentes. Lo que uno tiene que descartar es que no se trate de otro virus. Hay que comparar la secuencia genética de ambas infecciones. Si es la misma secuencia genética, es una recaída. Si son diferentes, se trata de una reinfección”.

Hace tan solo un mes, científicos de Hong Kong comprobaron el primer caso de reinfección por coronavirus que causa la enfermedad COVID-19, con datos respaldados por secuencias genéticas basados en dos episodios de infecciones que tuvo un hombre de 33 años en marzo y agosto de 2020.

El coronavirus ya infectó a más de 30 millones de personas y causó 1 millón de muertos en todo el mundo - Reuters
El coronavirus ya infectó a más de 30 millones de personas y causó 1 millón de muertos en todo el mundo – Reuters (Cooper Neill/)

En un primer momento, el paciente fue dado de alta tras curarse del virus en abril pero a principios de agosto volvió a dar positivo en las pruebas después de regresar desde España. En un primer momento se pensó que el hombre podría ser un “portador persistente” del SARS-CoV-2 y que lo mantenía en su organismo desde su anterior padecimiento, pero investigadores de la Universidad de Hong Kong comprobaron que las secuencias genéticas de las cepas del virus que contrajo el hombre en abril y en agosto son “claramente distintas”.

“Muchos creen que los pacientes recuperados de la COVID-19 tienen inmunidad contra las reinfecciones debido a que la mayoría desarrollaron una respuesta basada en anticuerpos neutralizantes en suero”, apunta el estudio de la Universidad de Hong Kong. Los investigadores recuerdan que “hay pruebas de que algunos pacientes tienen niveles decrecientes de anticuerpos pasados unos pocos meses, por lo que este nuevo coronavirus podría persistir entre la población humana, como es el caso de otros coronavirus humanos comunes asociados a los resfriados, incluso a pesar de que los pacientes hayan conseguido inmunidad a través de una infección natural”.

El estudio ha sido aceptado por el diario médico Clinical Infectious Diseases (Enfermedades infecciosas clínicas, en español), publicado por la universidad británica de Oxford, que en sus conclusiones determina: “Los análisis epidemiológicos, clínicos, serológicos y genómicos confirmaron que el paciente tenía una reinfección en lugar de una diseminación viral persistente de la primera infección. Nuestros resultados sugieren que el SARS-CoV-2 puede continuar circulando entre las poblaciones humanas a pesar de la inmunidad colectiva debido a la infección natural o la vacunación. Estudios adicionales de pacientes con reinfección arrojarán luz sobre correlatos protectores importantes para el diseño de vacunas”.

Tras esa noticia, más casos de reinfección fueron reportados en otros lugares del mundo, como en Holanda y Bélgica. Estos tres casos despertaron la preocupación de millones de personas e incrementó las dudas que tienen los científicos de este nuevo virus que los continúa sorprendiendo. Los investigadores se preguntan si estos 3 casos detectados solo son algo excepcional entre los millones de contagios en el planeta o pueden comenzar a marcar una tendencia de la pérdida de a la inmunidad frente al virus.

El 80 por ciento de los casos de COVID-19 son leves o asintomáticos - Reuters
El 80 por ciento de los casos de COVID-19 son leves o asintomáticos – Reuters (DARRIN ZAMMIT LUPI/)

¿Cómo puede volverse inmune al COVID-19?

La respuesta del cuerpo humano a una infección se desarrolla en dos partes. Primero, una respuesta inmune innata, que libera sustancias químicas y glóbulos blancos que luchan contra un virus y lo destruyen. El segundo es una respuesta inmune adaptativa que, junto con otros efectos, produce anticuerpos dirigidos que pueden adherirse a un virus y detenerlo. Si este último es lo suficientemente fuerte, puede crear una respuesta duradera a la infección que proporcionará protección futura al sujeto.

Aquellos con las infecciones más fuertes crean la respuesta inmune más fuerte. Como los estudios sugieren cada vez más que la mayoría de las personas que contraen COVID-19 tienen síntomas leves o no presentan síntomas, es posible que tengan una respuesta inmune deficiente cuando el virus ingrese a su sistema. Incluso si se desarrolla inmunidad, no está claro cuánto tiempo duraría ya que el COVID-19 no ha existido el tiempo suficiente, aunque otro coronavirus, el resfriado común, tiene una inmunidad de corta duración. Mientras que los anticuerpos de coronavirus más graves, como el SARS o el MERS, se han detectado en sujetos años después de la infección.

Los avances más contundentes a nivel científico tiene que ver con el desarrollo de vacunas en fase 3 y algunas líneas de tratamiento, que todavía no han sido aprobadas formalmente - REUTERS/Nathan Frandino
Los avances más contundentes a nivel científico tiene que ver con el desarrollo de vacunas en fase 3 y algunas líneas de tratamiento, que todavía no han sido aprobadas formalmente – REUTERS/Nathan Frandino (NATHAN FRANDINO/)

Adrian Rabe, epidemiólogo del Imperial College de Londres, señala que los “casos de reinfección” de COVID-19 no son un “fenómeno establecido”. "Lo que sí tenemos son personas que dan positivo nuevamente después de supuestamente recuperarse del COVID-19. Y estudios recientes ahora muestran que estos son posiblemente pacientes a los que les quedan algunos fragmentos virales después de matarlos.

“Las pruebas positivas después de la recuperación pueden provenir de un falso negativo, y esto es especialmente cuando los pacientes aún presentan síntomas de COVID-19, pero los pacientes ya no tienen síntomas y vuelven a dar positivo, entonces es muy probable que se deba a las partículas virales restantes de un infección previa”.

Gran parte de la confusión en torno a la reinfección proviene de pruebas inadecuadas, los pacientes creen que se han librado del virus después de una prueba negativa y luego dan positivo o viceversa. “Las pruebas de anticuerpos anteriores han demostrado ser bastante inexactas, y casi el 30 por ciento son falsos positivos o falsos negativos”, concluyó Rabe.

SEGUÍ LEYENDO:

Una médica santafesina se contagió dos veces de coronavirus: “Pensé que estaba inmunizada”

Inmunidad permanente o reinfección probable: el nuevo dilema científico del COVID-19

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba