Política

El embajador argentino ante la OEA modificó su postura y ahora dice que no se pueden desconocer las violaciones a los derechos humanos en Venezuela

El embajador argentino ante la OEA avaló el informe de la ONU que prueba la represión en Venezuela (Infobae)

El embajador argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Raimundi, modificó su postura luego de un polémico análisis respecto al informe entregado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el cual afirmó que “Venezuela ha sufrido un fuerte asedio de intervencionismo” por lo que “hay una apreciación sesgada de lo que son las violaciones a los derechos humanos en determinados países”.

Sus declaraciones fueron repudiadas por la oposición y provocaron el enojo del presidente Alberto Fernández. Esta mañana, Raimundi explicó: “Dijeron que yo rechacé el informe de (Michelle) Bachelet. No se trató ese informe. Se estaba tratando otro informe. Yo no tenía por qué rechazarlo, no tenía por qué”.

En relación a sus dichos, el embajador argentino sostuvo que ayer mantuvo una reunión con la Cancillería nacional, “para que no quedara ninguna duda de la manera de expresarla y demás. Ojalá hoy tuviéramos una herramienta como UNASUR, tuviéramos otro tipo de contexto. Pero tenemos el contexto que tenemos, entonces Argentina, además de todas las gestiones bilaterales que pueda hacer para ayudar a resolver la situación de Venezuela, acaba de integrar el Grupo Internacional de Contacto porque no podemos estar solos tampoco”.

En cuanto a la situación venezolana expresó: “Tenemos que apoyarnos en otros espacios políticos que estén de acuerdo en ayudar. Ahora, hay un informe de Michelle Bachelet, que es un informe serio, un informe hecho inclusive en el territorio, que expresa violaciones importantes a los derechos humanos. Y la Argentina no puede desconocer los hechos. Ni puede dejar de estar sumamente preocupada por eso”.

En una entrevista radial llevada a cabo en Navarro 2023 (El Destape), agregó: “Frente a eso hay que encontrar salidas. Hay que encontrar salidas negociadas, que el gobierno de Venezuela ayude a distender esa situación, a superar esa situación, a resolverla en un camino propio. No a través del asedio, de la amenaza, del uso de la fuerza. De generarle más angustias con desabastecimientos, con bloqueos, con sanciones a su pueblo. Tratando de encontrar salidas. Y allí es donde Argentina, en el Grupo de Contacto, está intentando –junto con otros países de América y de la Unión Europea– facilitar caminos de salida de esa situación”.

"Creo que esta es la síntesis de la posición argentina. Es lo que conversé a través de Eduardo Valdés con el Presidente esta mañana. Y es lo que disipa completamente cualquier operación de prensa”, completó Raimundi.

Las declaraciones del ex diputado nacional se enmarcaron en el reciente informe del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre la violación de derechos humanos en Venezuela sobre el que la semana que viene cada país emitirá su opinión en Ginebra. Sus manifestaciones supusieron la postura Argentina ante tales lineamientos, ya que Raimundi representa al país en el organismo americano.

En las 21 páginas, se señala al dictador Nicolás Maduro y sus ministros de Defensa, Vladimir Padrino López; y del Interior, Néstor Reverol, como figuras determinantes en graves crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad del país. El informe ofrece amplia información “que demuestra que las autoridades del Estado –tanto a nivel presidencial como ministerial– ejercían poder y supervisión sobre las fuerzas de seguridad civiles y militares, y las agencias identificadas como autoras de las violaciones y crímenes documentados”.

Argentina en la OEA – 29 septiembre 2020 (Infobae)

“Hay que ver ambas caras de la medalla (en Venezuela). Lo que se ha sufrido por el bloqueo y las sanciones y también las expresiones que han sufrido funcionarios por supuestas o comprobadas, depende el caso, violaciones a los derechos humanos", había dicho Raimundi el pasado martes en su intervención en el Consejo Permanente de la OEA.

“Deberíamos mirar las condiciones de este contexto: se crean condiciones para que exista una situación de emergencia y se acusa sólo al gobierno como si fuera el único responsable de esta situación de emergencia”, indicó.

Esta mañana, sin embargo, modificó aquella posición: “Una cosa es la realidad y otra las operaciones de prensa. Dicen cosas que no se ajustan a la realidad”.

El informe de la ONU identificó las nueve técnicas de las fuerzas chavistas para lastimar y humillar a los presos políticos: fuertes golpizas, asfixia con sustancias tóxicas y agua, posiciones de estrés, reclusión prolongada en régimen de aislamiento en condiciones duras, violencia sexual y de género (incluida la desnudez forzada y violación), cortes y mutilaciones, descargas eléctricas, uso de drogas para inducir a la confesión y tortura psicológica.

SEGUÍ LEYENDO:

Alberto Fernández descalificó al embajador argentino ante la OEA que rechazó el informe de la ONU que prueba la represión ilegal en Venezuela

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba