Economía

Medidas y tensión con el campo: ¿por qué los ruralistas no van a Casa Rosada y rechazan la baja temporaria de las retenciones a la soja?

Los integrantes de la Mesa de Enlace (Gustavo Gavotti)

En medio de la pandemia del coronavirus, la actividad agropecuaria fue declarada por el Gobierno como esencial, por la importancia que tiene en el abastecimiento de alimentos al mercado interno y externo. Sin embargo, los productores enfrentan diferentes problemáticas: incendios, sequía, conflictos interjurisdiccionales, alta brecha cambiaria, falta de financiamiento y elevada presión impositiva, entre otros.

Con el objetivo de dar una señal hacia el sector y acelerar el ingreso de dólares al país, el Gobierno anunciará esta tarde un paquete de medidas económicas. Será a través de un acto que encabezarían en Casa de Gobierno el ministro de Economía, Martín Guzmán, el titular del área de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el ministro de Agricultura, Luis Basterra.

Fueron invitados a participar del acto representantes de los sectores que conforman el Consejo Agroindustrial Argentino, entre ellos los presidentes de las tres entidades de la Mesa de Enlace que se encuentran en dicho espacio: Coninagro, Federación Agraria y Confederaciones Rurales Argentinas. Sus titulares no se encuentran en Capital Federa y no asistirán. Tampoco enviarán a sus vices y otros integrantes de las asociaciones.

Según lo que pudo saber este medio, el presidente de la la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, recibió un llamado del Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación Argentina, Gustavo Beliz, quien explicó las medidas e invitó al dirigente a asistir al Acto en Gobierno. Pelegrina, al respecto dijo: “Las medidas hacia los productores no van a tener ningún beneficio, ya que no abordan los problemas de fondo”.

Una vez más hay cruces entre el campo y el gobierno por las retenciones a la soja (REUTERS/Bryan Woolston)
Una vez más hay cruces entre el campo y el gobierno por las retenciones a la soja (REUTERS/Bryan Woolston) (BRYAN WOOLSTON/)

Entre las medidas que el gobierno implementaría para el campo sería una baja de las retenciones a las exportaciones de carne vacuna, y la puesta en marcha de un acuerdo sectorial para aumentar las exportaciones y la producción, protegiendo los precios del mercado interno. Además, se avanzaría en el Congreso de la Nación con el tratamiento de un proyecto de Ley de Desarrollo Agroindustrial, junto al Consejo Agroindustrial Argentino.

Desde el Consejo Agroindustrial, y previo a los anuncios, se realizó una reunión plenaria donde sus integrantes ratificaron la propuesta que presentaron al gobierno para promover la producción, el empleo y las inversiones, y que están dispuestos a seguir trabajando en conjunto para su implementación. Por otro lado, todas las Cámaras y entidades que conforman el nuevo espacio aseguraron que continuarán en el mismo. En representación del Consejo, asistirá a Casa de Gobierno, el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins.

Por otro lado, se anunciaría una reducción por tres meses de las retenciones a la soja. Sobre esta última medida, la misma ya provocó el rechazo entre los dirigentes que representan a los productores agropecuarios. Además, el Gobierno cumplirá con la promesa de devolver las retenciones de la soja a los productores de hasta 1.000 toneladas, un anuncio que se había realizado en marzo pasado.

Según el análisis realizado por la Sociedad Rural Argentina, actualmente quedan por comercializare un monto aproximado de 16,8 millones de toneladas de soja, lo cual consideran “un volumen normal y habitual para la estacionalidad de la comercialización de este producto en esta época del año. Los productores almacenan para poder obtener liquidez y un autofinanciamiento frente a los costos y las inversiones que precisa la actividad . A pesar de que el Gobierno nacional pretende que el sector acelere sus ventas, esta medida podría traer aparejado un baja en el precio pagado al productor debido a las distorsiones que generaría la la temporalidad de la medida", señalaron desde la entidad.

“Estimamos que una baja de retenciones acotada a un trimestre, no expresará a pleno el mismo efecto que tiene una baja de derechos de exportación definitiva, producto de las distorsiones que genera la temporalidad. Por eso pensamos que a pesar del menor derecho de exportación temporal, esto podría deprimir el precio de mercado del grano al productor y por lo tanto reducir el incentivo que le permita al productor considerar la posibilidad de adelantar su planificación y cashflow económico y financiero”, indicó la entidad.

Gabinete comercio exterior - Luis Basterra
Luis Basterra (Presidencia)

En este sentido, la Rural aseguró que “nada indica que el instrumento propuesto pueda revertir las decisiones de ventas ya planificadas por parte de los productores en la ventana de baja de derechos de exportación, puesto que el incentivo propuesto no llegaría a compensar las posibles variaciones de precios internacionales, del tipo de cambio esperado, nuevas restricciones, ausencia de un esquema alternativo que pueda proteger la liquidez generada por ese adelanto de venta, y el deterioro que generará en los precios de mercado la misma temporalidad del incentivo” y concluyó que la disposición es un “instrumento ineficiente y costoso, un parche que posterga la posibilidad de impulsar una solución de fondo”.

En contraposición, lo que prevé es “un beneficio para la industria y la exportación por las toneladas que tienen adquiridas y que al momento no tendrían una Declaración Jurada de Venta al Exterior (DJVE) solicitada para tal fin”.

A todo esto, Daniel Pelegrina, comentó: “Lo que hace falta es conocer un camino claro de cómo reducir la presión impositiva a través de un programa de gobierno. El campo tiene un programa planteado. Las retenciones van en contra de la promoción de exportaciones y de la necesidad de generar más dólares para nuestra economía. Hay desconocimiento entre los funcionarios sobre las necesidades del sector”.

Otras opiniones

Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) remarcaron que la medida impulsada por el Poder Ejecutivo se convierte en un estímulo para que el sector exportador liquide lo que ya tiene comprado, generando así una suerte de diferencial entre las retenciones que se le cobraron en su momento al productor y las que pagará la industria a la hora de despacharlas.

“Una baja de 3 puntos porcentuales y por un corto período sólo estimulará la liquidación de aquellas toneladas en manos de los exportadores que rápidamente harán una toma de ganancias, aprovechando liquidar con un 30% de derechos de exportación aquello que compraron descontado de un derecho del 33% y nuevamente se habrá generado de facto un diferencial, es decir una traslación de recursos desde el sector productivo al industrial”, señaló la entidad presidida por Jorge Chemes.

Por su parte, desde Federación Agraria (FAA) también hicieron hincapié en que esta situación beneficiará solo a los “grandes actores y exportadores”, ya que los pequeños y medianos productores se desprendieron de su cosecha pagando un 33% de retenciones. En este sentido, ayer durante la sesión de su Consejo Directivo, la entidad indicó que “preocupa enormemente que se esté evaluando implementar un esquema de rebajas temporales que volvería a beneficiar a los grandes actores y a los exportadores, en detrimento de los productores más chicos”.

Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria
Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria

Para los federados, el monto de retenciones que ya se le cobró a los pequeños y medianos productores “tampoco le han ingresado al Estado, por lo que con esta medida el Gobierno nacional estaría convalidando esa transferencia y de hecho, fomentándola, para que se reitere el proceso en cada campaña”.

“Es decir que este intento desesperado de que ingresen dólares comprometería el modo en el que se produce y comercializa a futuro, porque en este escenario en el que las decisiones se toman de un día para otro, sin previsibilidad ni reglas de juego claras, sólo es evidente que el Gobierno apoya y permite que sigan ganando los que especulan, los que aparecen como salvadores cuando las papas queman, pero vienen beneficiándose por el sacrificio de todos los que producimos, hacemos frente a los riesgos climáticos y asumimos todos los aspectos inherentes a la producción, que no recibimos nada”, concluyeron.

Seguí leyendo:

Por la suba de los precios de los granos, mejoró la relación insumo-producto de la soja y el maíz

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba