Economía

Carlos Castagneto, de la AFIP: “Esta va a ser la última moratoria con tantas facilidades”

Carlos Castagneto, director General de Recursos de la Seguridad Social de la AFIP

La semana pasada, desde la AFIP detallaron que más de 100.000 contribuyentes ya se adhirieron a la moratoria 2020, que estará abierta hasta fin de este mes. Infobae dialogó con Carlos Castagneto, director General de Recursos de la Seguridad Social de la AFIP sobre los alcances de la moratoria y su impacto en la recaudación.

— ¿Cómo viene la inscripción a la moratoria y cuáles son las expectativas?

— La inscripción es muy buena dado que es una moratoria que abarca lo impositivo, la parte previsional y aduanera con muchísimas facilidades y nuestro acompañamiento como Gobierno. Tiene una tasa de interés al 2% mensual hasta julio del año que viene y después empieza a ser variable y se condonan multas e intereses sobre el capital. Hay plazos de hasta 120 cuotas en la parte impositiva y de hasta 60 en la parte previsional.

— Es una moratoria muy amplia, que abarca también a los pequeños contribuyentes, ¿cuántos estiman que puedan entrar?

— No hubo una moratoria tan amplia, desde que yo tengo uso de razón, tan abarcativa y con tantas facilidades de pago. Entran todos los monotributistas y autónomos, todos los contribuyentes, personas físicas y jurídicas que estén inscriptas en la AFIP. No puedo decir cuál es la expectativa de recaudación. En esta moratoria se va a adherir mucha gente porque hemos visto un atraso en el pago de algunas contribuciones patronales y más allá de la postergación que hubo de Ganancias y Bienes Personales. Es difícil estimar, pero como viene la inscripción, me parece que va a ser muy grande la adhesión.

La moratoria está abierta hasta fines de octubre (Adrián Escandar)
La moratoria está abierta hasta fines de octubre (Adrián Escandar) (Adrian Escandar/)

— ¿En qué impuestos se nota más el retraso o las dificultades de pago desde que comenzó la pandemia?

— En líneas generales, hubo desde la AFIP un gran acompañamiento donde se fueron prorrogando vencimientos. En todos los impuestos y en todos lo que significa recaudación, hubo un atraso. Más allá de eso, en el último mes, en la relación interanual teniendo en cuenta la inflación, es el primer mes que nos da una recaudación positiva. Eso nos demuestra que hay una expectativa de crecimiento y a medida que la economía se pone en funcionamiento, ese número es esperanzador. También por la generación de empleo, lo que significa más recaudación. El pago de la primera cuota empieza en diciembre y se va a ver en los primeros días de enero. Va a tener un impacto muy importante. La recaudación impositiva, en el caso nuestro, va para el PAMI, la Anses, obras sociales y también a los fondos de coparticipación de algún impuesto nacional.

No hubo una moratoria tan amplia, desde que yo tengo uso de razón, tan abarcativa y con tantas facilidades de pago

— ¿Por qué la moratoria no tuvo beneficios para los contribuyente cumplidores?

— También han tenido beneficios durante todo este tiempo de pandemia. Hubo empresas que han sido mucho más afectadas que otras. En monotributistas se han beneficiados con préstamos a tasa cero con cómodas cuotas y los empresarios que han tenido una regularidad tuvieron una detracción de un 95% de los aportes patronales. Además, la moratoria se cae si no se cumplen con las obligaciones que tienen por fuera de la moratoria. Una vez que entraste, no quiere decir que de acá para adelante no pagués nada más. Va a haber un control exhaustivo de que se pague lo que corresponde más la moratoria. Es justa y equitativa para que todos se pongan al día con sus deudas y a que a partir desde diciembre empiecen a pagar como corresponde.

Castagneto descartó que haya más presión impositiva en 2021
Castagneto descartó que haya más presión impositiva en 2021

— ¿Por qué se dio la posibilidad de ingresar a las empresas concursadas?

— Se les dio la posibilidad, y también aquellas que están en la parte penal tributaria, a fin de empezar una nueva etapa. Esto no quita que la entrada en la moratoria los exceptúe de lo penal y la quiebra. Se da una facilidad, pero hasta que no paguen todo lo que corresponda pagar, el proceso judicial sigue en camino.

— ¿Y quiénes no pueden ingresar?

— Quienes tengan activos en el exterior y no los repatrien en un plazo de 60 días. Y quienes hayan sido declarados en quiebra y condenados por delitos de infracción a las leyes impositivas y laborales. También quedan excluidas las cuotas de las ART y los aportes y contribuciones con destino al sistema nacional de obras sociales y con destino a régimen especiales para empleados del servicio doméstico y amas de casa y las cuotas correspondientes a seguros de vida.

— ¿Durante cuánto tiempo tendrán restringida la compra de dólares quiénes ingresen a la moratoria?

— Hasta que terminen de pagar todas las cuotas. Y en algunas empresas, como sucede con el ATP, no podrán distribuir dividendos en el período; si distribuyen dividendos es que tenían capacidad económica como para poder cumplir con las obligaciones impositivas, previsionales y aduaneras.

— En este contexto, ¿habrá más presión impositiva durante el año próximo?

— Lo que está planteando Mercedes Marcó del Pont es ver hacia el futuro una modalidad de una ley completa de impuestos y no tener parches como viene sucediendo hace muchos años. Creo que a medida que se puedan ir registrando más trabajadores y aumente la recaudación, yo no veo que haya más presión impositiva. De a poco, tendríamos que ir bajando la presión impositiva, pero dependerá. Hoy no es momento de hablar de eso, si no de acompañar y después ver en conjunto, en un gran pacto social, una reforma tributaria general. Lo que pasó en 2017 fueron parches, nada más.

— ¿Hay alguna forma de salir del esquema de moratorias cada dos o tres años?

— Esperamos tener una continuidad en el crecimiento de la economía y un acompañamiento del Estado y de la AFIP y que todos tengamos los mismos derechos y un país estable, para que no se repitan las moratorias. Lo que pasó en estos últimos años es que la tasa que daban los bancos eran más apetecibles que las multas y los intereses que tenía la AFIP. En muchos casos, se financiaban con el no pago de las cuotas correspondientes a la parte previsional o contributiva. Por eso, creo que va a ser la última moratoria con tantas facilidades. Después tendremos que tener un Gobierno previsible, que lo tenemos, y un Estado más presente y no esperar solamente una fiscalización sobre pequeños contribuyentes sino sobre todos los contribuyentes en general.

Seguí leyendo:

Coleros digitales: el Banco Central los rehabilitará si cumplen una serie de requisitos

La Argentina es impositivamente más cara que África, Medio Oriente y Sudamérica

Los 3 datos del Gobierno para asegurar que la actividad económica volvió al nivel pre-pandemia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba