Economía

Los acreedores internacionales demandarán a Vicentin por presunto fraude

Vista aérea de Vicentin (GUSTAVO SAITA/)

Unos pocos días después de que los acreedores de la compañía Vicentían anunciaran que habían contratado al banco de inversiones americano Maxim Grupo y, unos días de que se formalice la renuncia de todo el directorio, el grupo de bancos externos que son acreedores de la compañía anunció que inicia un demanda por el posible delito de estafa.

Mediante un comunicado el comité Ad Hoc de Acreedores Internacionales de la empresa cerealera informó que instruyó a sus abogados penalistas a que presenten una querella en la Fiscalía de delitos económicos de la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, para que se investigue el posible delito de estafa por parte de los responsables de la firma.

"Hemos solicitado que se investigue si las autoridades de Vicentin presentaron información financiera falsa para obtener créditos por cientos de millones de dólares. Adicionalmente, el Comité Ad Hoc requirió que se investigara la confusa relación crediticia entre Vicentin y algunas contrapartes y el eventual fraude por desbaratamiento de derechos acordados contra uno de los acreedores miembros del Comité Ad Hoc, a través de la asignación de derechos de cobro de contratos de exportación inexistentes o asignados en forma duplicada a más de un acreedor”, explica el grupo de bancos a través de un comunicado.

complejo industrial vicentin avellaneda drone
(Pablo Lupa)

El comité Ad Hoc de Acreedores Internacionales agrupa a entidades financieras internacionales que han financiado a Vicentin S.A.I.C y que mantienen acreencias impagas por más de USD 500 millones. Está conformado por el IFC (Corporación Financiera Internacional, miembro del Grupo Banco Mundial), FMO (Banco de Desarrollo controlado por el estado holandés), ING, Rabobank, Natixis y Credit Agricole.

"El análisis de la información financiera de Vicentin S.A.I.C., incluyendo el balance a octubre de 2019 presentado recientemente, nos convenció de la necesidad de investigar si la empresa habría obtenido créditos de los miembros del Comité Ad Hoc ocultando una multimillonaria deuda con los productores agropecuarios. La finalidad de los créditos que obtuvo era, precisamente, la compra de granos. La información obtenida a través del Discovery en los Estados Unidos abona la hipótesis de que, en lugar de utilizar el financiamiento para comprar granos, Vicentin S.A.I.C. habría utilizado el dinero para financiar otros negocios familiares que no forman parte del balance de Vicentin S.A.I.C. Como hemos explicado a las autoridades de Vicentin S.A.I.C. en reiteradas oportunidades, hasta que no se comprenda las razones que causaron el colapso financiero de la compañia será imposible reestablecer la confianza del mercado y de los acreedores. Esta nueva acción persigue ese objetivo”, concluyeron voceros del Comité Ad Hoc.

Este es un nuevo problema judicial que suman los directores de la empresa ya que, según publicó Infobae días atrás, mucho antes de que el gobierno de Alberto Fernández iniciara su batalla retórica y legal contra Vicentin, esta agroexportadora con base en la Provincia de Santa Fe había activado alarmas de la autoridades de Estados Unidos por sus operaciones con Glencore Grain, líder en el comercio de granos a nivel global.

Planta Vicentin
(Pablo Lupa)

La firma de la familia Nardelli fue denunciada este año ante la Justicia por las actuales autoridades del Banco Nación, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la AFIP por presunto lavado de dinero, evasión, fraude y facturación apócrifa.

Según artículo publicado por Mariel Fitz PatrickSandra Crucianelli, En 2014 y 2015, el Deutsche Bank de Nueva York emitió dos reportes de operaciones sospechosas -conocidos como ROS o SAR por su sigla en inglés- referidos a Glencore Grain, por las acusaciones alrededor de esta gigante del comercio agrícola con sede en Rotterdam (Países Bajos) de haber pagados sobornos a funcionarios en el extranjero.

En uno de esos reportes, se menciona una nota de Reuters que señala que en junio de 2012, "un tribunal belga condenó a una filial de un comerciante de materias primas Glencore (GLEN.L) y otros, por sobornar a un funcionario de la Unión Europea a cambio de información sensible al mercado. Glencore Grain Rotterdam, parte del mayor comerciante de materias primas diversificadas del mundo, fue declarado culpable de pagar al funcionario grandes facturas de teléfonos móviles y vacaciones en Francia para obtener información sobre los subsidios a los cereales ".

Segui leyendo

Mercados: el dólar libre trepó a $158 y volvió a marcar un récord

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba