Economía

Martín Guzmán habló de la baja del dólar libre y aseguró que la brecha con el oficial no se traslada a los precios

El ministro de Economía, Martín Guzmán

El ministro de Economía, Martín Guzmán, volvió a reconocer esta noche que “los controles que se establecieron generaron una tensión cambiaria”, en lo que fue una renovada crítica a las medidas de endurecimiento del cepo dispuestas por el Banco Central el 15 de septiembre pasado y que, lejos de detener la caída de reservas internacionales, la aceleraron.

Respecto de estas diferencias con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, Guzmán explicó que “todas las medidas son consensuadas” y que "en todo gobierno hay un espacio de reflexión que es sano”.

El Ministro de Economía, entrevistado en el regreso de “Corea del Centro”, por Net TV, por Ernesto Tenembaum y María O’Donnell, se explayó sobre las ideas y el programa del Gobierno para superar la crisis económica, las tensiones en el mercado cambiario y el Presupuesto 2021.

"Tenemos con qué hacer frente a la necesidad de divisas. La brecha es un tema que nos ocupa porque los mercados paralelos generan expectativas y el contado con liquidación es también un mercado, existe, no lo podemos negar, pero debemos hacer que no sea tan volátil”, señaló el funcionario, y agregó: "Cuando hay controles de capitales como ahora, hay brecha, pero lo importante es que eso no se traslada a los precios”.

Más adelante, y respecto de la volatilidad del dólar, Guzmán expreso que la idea del Gobierno es buscar que “la brecha vaya a 0, ahora está en el 90% y creemos que si baja a niveles del 50/60% sería más adecuado”, en tanto que aseguró que el “sistema financiero está bien y robusto”.

Foto de archivo el presidente de Argentina, Alberto Fernández, saludo al ministro de Economía, Martín Guzmán, en Buenos Aires.
Martín Guzmán y el presidente Alberto Fernández (REUTERS) (POOL/)

Respecto de las tarifas, el ministro de Economía señaló que “los subsidios permanecerán constantes en términos de producto”, y anticipó que se está definiendo un nuevo cuadro tarifario a partir de enero" y, consultado por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la renegociación de la deuda, señaló que “no puede extenderse más allá de marzo/abril porque después viene el acuerdo con el Club de París y el primer vencimiento opera en mayo y debe haber una renegociación, con ese nucleamiento, antes de ese vencimiento”.

Guzmán también habló sobre el presupuesto 2021, una de sus principales apuestas, que insiste en la factibilidad de un crecimiento del 5,5%, una inflación del 29% y un tipo de cambio que a fines de 2021 estaría en $ 102, contra un precio de la divisas norteamericana en el mercado paralelo que llegó a rozar los $ 200 y retrocedió en la última semana a $ 169, al tiempo que las reservas brutas del Banco Central cayeron, por primera vez desde la asunción presidencial de Alberto Fernández, por debajo de los USD 40.000 millones.

Además, varios economistas, como Quantum, Rubinstein & Asociados e Invecq, han coincidido en que las reservas líquidas de la autoridad monetaria están ya en terreno negativo. Esto es, que el gobierno estaría usando parte de las reservas que no son de su propiedad.

La media sanción del presupuesto 2021 en Diputados tuvo la particularidad de no ser acompañada por el discurso de defensa del proyecto por parte del titular de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, que se ausentó a la hora de fundamentar la llamada “ley de leyes” elaborada por Guzmán. "No se puede vivir del financiamiento monetario, el presupuesto 2021 da un marco de certidumbre porque se redefinen prioridades. Se gasta más en salud pública, educación, investigación y desarrollo y se gasta menos en el pago de la deuda y avanzamos en un programa plurianual”, destacó.

El ministro, además, admitió que “hay que determinar reglas de juego con el campo”, en un reconocimiento también de la necesidad que tiene el gobierno del mayor proveedor de divisas. Cabe recordar que hace un mes el ministro presentó un minipaquete de medidas para incentivar la oferta de divisas del sector agroexportador, incluyendo, entre otras medidas, una rebaja temporal de las retenciones a las exportaciones del agro y de la agroindustria.

Además, la propia vicepresidente, Cristina Kirchner, inició una serie de reuniones con el “Consejo Agroindustrial Argentino”, una nueva entidad con la que el gobierno pretende quitarle protagonismo a la “Mesa de Enlace” y acordar un plan de aumento de las exportaciones y del empleo de la agroindustria.

Seguí Leyendo

Llegan fondos del FMI, hay inminente reforma fiscal y el impuesto a la riqueza está a tiro de Martín Guzmán

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba