Economía

Surge un nuevo actor político entre sindicatos industriales, de trabajadores, movimientos sociales y el Estado

El indicador avanzó 4,5 puntos con respecto a septiembre y presentó un resultado positivo en 16 de los 19 segmentos industriales analizados, que coincide con la desaceleración de la pandemia. EFE/Archivo (EFEI0499/)

El Primer Congreso Industrial del Consenso Nacional del Trabajo y la Producción, que se desarrolla esta semana, es estratégico en cuanto a la relación que hemos logrado llevar adelante con los sindicatos industriales. Y táctico, para avanzar en lo que es el desarrollo industrial y la generación de empleo donde, a través de las distintas mesas de trabajo junto a los sindicatos industriales, hemos elaborado propuestas que, justamente lo que hacen, es potenciar la reindustrialización en la Argentina y consolidar una política industrial a futuro.

Volvamos a una época como la de mi padre, quien compró su primer torno, su casa y el taller con financiamiento de los bancos Nación y Provincia, lo que nos permitió ser una potencia, ya que las pymes somos los motores de la economía

Hoy en la Argentina, las pymes son escuchadas. Surge un nuevo actor político que no existía, con los sindicatos industriales, de trabajadores, los movimientos sociales y el Estado. Y es una gran oportunidad para que la unidad nacional pueda avanzar en los temas a solucionar como: una ley de Compre Argentino que se aplique; otra de Financiamiento Productivo; y un Banco Nacional de Desarrollo que realmente asista a las Pymes mediante créditos que sean accesibles. Otro de los motivos de este congreso, es poder avanzar en una reforma tributaria que realmente tenga en cuenta a las pymes como sector específico diferenciado de los grandes industriales para que puedan competir no solo a nivel local sino a nivel internacional.

El Congreso lleva 60 días de trabajo en los que se abordaron distintas temáticas como: el impulso a la igualdad de género en la industria, ámbito en el que la mujer vienen ganando espacio pero en el que queda mucho por hacer; la contradicción de que las Pymes venden en pesos y compran insumos en dólares; y el tema energético para que no se generen más cortes.

Es una gran oportunidad para avanzar en los temas a solucionar como: una ley de Compre Argentino que se aplique; otra de Financiamiento Productivo; y un Banco Nacional de Desarrollo que asista a las Pymes

Hay mucho más para ganar que para perder. Volvamos a una época como la de mi padre, quien compró su primer torno, su casa y el taller con financiamiento de los bancos Nación y Provincia, lo que nos permitió ser una potencia, ya que las pymes somos los motores de la economía. Los trabajadores y sus representantes están maduros, trabajan codo a codo con los empresarios pymes para afrontar el desafío por venir, mejorar la producción y el mercado interno.

El autor es presidente de IPA (Industriales Pymes Argentinos)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba