Economía

Dólar hoy: el dólar libre bajó un peso a $163 mientras que el contado con liquidación anotó una nueva suba

El dólar libre se mantiene estable pero la presión alcista en las cotizaciones financieras no se detiene. REUTERS/Marcos Brindicci (MARCOS BRINDICCI/)

El dólar contado con liquidación volvió a subir para quedar en los $149,75 por unidad, mientras que la cotización libre se mantiene estable en los $163 por dólar. La tensión cambiaria se mantiene así acotada en un día de mayoría de bajas tanto para Wall Street como para la Bolsa porteña. Los bonos soberanos argentinos también anotan leves perdidas y empujaron al riesgo país a los 1.368 puntos.

Las cotizaciones financieras del dólar se mantuvieron demandadas en la City porteña. El dólar contado con liquidación abrió con una suba del 1,3% para quedar en $151,01, su mayor nivel en lo que va de noviembre. Luego, bajó hasta llegar al valor de cierre, $149,75. El otro tipo de cambio implícito que se opera en la Bolsa, el dólar MEP, lo hizo con un aumento similar para cerrar en $147,14.

Se trata del costo por dólar que pagan los inversores al comprar bonos con pesos para luego revenderlos por dólares. En el caso del contado con liquidación, la operación permite obtener dólares fuera del país, mientras que en el de dólar MEP la operatoria es enteramente local.

Esas cotizaciones financieras se mantienen a raya mediante una agresiva política de intervención por parte de entidades estatales, que a diario venden dólares a cambio de pesos en la operatoria inversa con el objetivo de evitar saltos de la brecha cambiaria.

Mientras tanto, en el mercado libre el dólar terminó en $163, un peso menos que su valor de ayer, en un mercado que según operadores cuenta con oferta abundante cada vez que ensaya una suba.

Sin embargo, la tensión cambiaria se mantiene si se mira al mercado oficial. Hoy el dólar mayorista escaló 14 centavos y quedó en $80,28, con el aval del Banco Central. A diario, la entidad conducida por Miguel Pesce vende y compra reservas para conducir el movimiento de la divisa, proveyendo divisas cuando desaparece la oferta y comprando cuando tiene oportunidad. El saldo de esa intervención es casi neutro en el mes, pero los días en los que termina teniendo que vender preocupan a los inversores y afectan al resto de los activos argentinos.

“En la jornada de ayer se operaron USD 164 millones, donde el BCRA volvió a registrar un saldo negativo mediante ventas según fuentes privadas, cercanas a USD 30 millones”, estimó un informe de Portfolio Personal Inversiones.

La incapacidad del Banco Central para comprar divisas con las que apuntalar reservas que amenazan con perforar los USD 39.000 millones es una de las principales preocupaciones de los inversores.

“¿Cómo va a acumular Argentina reservas de divisas? Este es el resultado final de lo que importa a los titulares de bonos”, se preguntó Siobhan Morden de Amherst Pierpoint Securities en un informe para sus clientes. “Argentina se encuentra ahora en un peor punto de partida y en un camino más difícil para acumular suficiente liquidez para pagar futuros pasivos de deuda”, agregó.

Detrás de esas dudas respecto a cómo se va a sostener el pago de deuda futura, a pesar del alivio generado por el canje de deuda privada, está la mala performance de los bonos soberanos argentinos. Con caídas de en torno al 0,2% los títulos en dólares empujan hoy al riesgo país a los 1.368 puntos.

Por su parte, la Bolsa porteña también abrió en baja el jueves, en línea con la tendencia de los mercados externos, a la espera de señales en torno a las negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en busca de un programa de facilidades extendidas.

El indicador líder S&P Merval de Buenos Aires perdía un 0,24% en los primeros negocios del día. El indicador luego pasó a un avance de apenas 0,6% que según operadores se explica por el avance de los tipos de cambio implícito. En Wall Street las acciones de empresas argentinas mostraban mayoría de avances, con IRSA y su 4,8% a la cabeza, seguido del 2,95% de Mercado Libre y el 2,21% de YPF.

“Algunos operadores podrían verse más inclinados a cerrar sus apuestas tácticas tras la fuerte recuperación reciente”, dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

Los mercados accionarios a nivel global presentan, por su parte, mayoría de movimientos negativos a la espera de nuevas medidas ante un aumento en los casos de rebrote de covid-19.

Seguir leyendo:

Soja récord: llegó al precio más alto en 6 años, pero el campo advierte que el dólar y las retenciones complicarán las ganancias

Marcos Bulgheroni, de Pan American Energy: “Para invertir se necesita acceso a divisas y saber que las reglas no van a cambiar”

Cuánto perdieron las jubilaciones con los aumentos por decreto que reemplazaron la ley de movilidad

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba