Política

Los intendentes del Conurbano exigen a Axel Kicillof más fondos para obras públicas antes de las elecciones de 2021

El parlamento de la provincia de Buenos Aires aún no aprobó el primer presupuesto de la gobernación de Axel Kicillof. Fue ingresado a la Cámara de Diputados el 6 de noviembre pasado, y si bien no hay una fecha límite para la aclamación de la “ley de leyes”, los reclamos que realizan los intendentes, sobre todo del Conurbano, para una mejor distribución en las partidas para obras públicas, y la restitución del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), que fue eliminado en el proyecto, demoran su tratamiento en el recinto.

La insistencia de los alcaldes del Frente de Todos tiene dos ejes fundamentales: la profunda crisis económica producida por la pandemia y las medidas de cuarentena y aislamiento adoptadas para no generar un desborde en el sistema hospitalario público, sobre todo en el AMBA; y las elecciones de segundo término previstas para octubre de 2021 y que al oficialismo se le puede hacer muy costa arriba si no hay una pronta reactivación económica.

Los intendente, hombres y mujeres de trinchera, saben que solo con un fluyo millonario, destinado a obras de infraestructura, se podrá dinamizar una economía local paralizada, con cifras récord de desempleo, trabajo informal, sueldos debajo de la canasta básica, con una pobreza en ascenso y con la mitad de los chicos de la provincia de Buenos Aires mal alimentados.

MAPA PBA presupuesto municipios y MAPA PBA presupuesto municipios HOME
(Marcelo Regalado)

A los opositores les siguió el fuego amigo

Primero fuero unos 40 alcaldes opositores quienes reunidos en La Plata se quejaron e hicieron público su malestar. Entienden que por su color político, reciben menos fondos para obras públicas que sus pares peronistas.

En ese cónclave, los intendentes de Juntos por el Cambio reclamaron por una deuda de $500 millones correspondientes a 2020, exigieron la restitución del un Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) para 2021 -había sido creado durante la gobernación de María Eugenia Vidal- que fue borrado de un plumazo del proyecto de presupuesto que envió a la Legislatura el Poder Ejecutivo.

Los intendentes de Cambiemos afirman que en la distribución de partidas para obras de infraestructura, por ejemplo entre los 30 primeros distritos con mayor presupuesto otorgado hay una clara ventaja hacia los distritos gobernados por el peronismo. De Cambiemos, por ejemplo, hay solo tres. La Plata, que ocupa el primer lugar con $6.151.040.433; Bahía Blanca, en el sexto lugar con unos 1.510.255.726 y General Pueyrredón, en el puesto 21 con 710.211.605.

Pero más allá de este ranking los alcaldes opositores tienen un cuestionamiento más profundo aún. Lo explican así ante Infobae. “Los 130 mil millones de pesos para la obra pública, dicen que lo van a financiar con el no pago de los servicios de deuda”. En este punto, aclaran que: “No decimos que esté mal, sino que habría que aclarar cómo se va a negociar ese no pago de la deuda, y qué consecuencias en términos de costo va a traer”.

Las dos condiciones -cancelación de deudas y FIM- son parte de la negociación que aún permanece abierta de cara al debate del presupuesto y la Ley Impositiva 2021. En esos puntos hay un cien por cien de coincidencia con el oficialismo, por lo cual la administración de Kicillof ya analiza introducir modificaciones al proyecto ya que el Frente de Todos está obligado a consensuar con Juntos por el Cambio, debido a que no tiene mayoría en el Senado bonaerense. Pero el debate no puede comenzar hasta limar las rebarbas con los alcaldes propios y ajenos.

El martes, y de manera presencial, hicieron lo propio un puñado de encumbrados intendentes, la mayoría del Conurbano, pero también del interior. Fue una demostración de poder y unidad ante la adversidad. En La Plata se reunieron con la vicegobernadora, Verónica Magario, presidenta de la Cámara de Senadores; con el presidente de la Cámara baja, Federico Otermini y, entre otros, con Facundo Tignanelli, el jefe de bloque del Frente de Todos.

“Este proyecto de Ley de Presupuesto que estamos presentando, será el primero de la gestión del gobernador Axel Kicillof y como tal, uno de sus principales objetivos es la recuperación de la actividad económica a través de un fuerte aumento de la inversión en obras de infraestructura”, anunció el Pablo López, el ministro de Economía bonaerense durante su exposición.

A su turno, Magario destacó que el proyecto está orientado a “financiar políticas de infraestructura y vivienda, educación, seguridad, reactivación económica e inclusión social salud y perspectiva de género”.

Es justamente el tema de las obras, que va de la mano con las alicaída economía locales, el que preocupa, y mucho, a todos los intendentes sin importar la extracción partidaria.

mayra-mendoza-reunion-con-intendentes-por-el-presupuesto-2021
Los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Cristian Cardozo (La Costa), Mayra Mendoza (Quilmes), Alejandro Acerbo (Daireaux), Nicolás Mantegazza (San Vicente), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Andrés Watson (Florencio Varela), Gustavo Menéndez (Merlo) y Alejandro Dichiara (Monte Hermoso); y Daniel Barrera (vicejefe de Gabinete de La Matanza), se reunieron con las autoridades legislativas para reclamar mayor presupuesto para obras (@mayrasolmendoza)

La reunión del martes pasado entre los jefes comunales oficialistas y las autoridades de las Cámaras parlamentarias -que pasó casi desapercibida por la muerte de Diego Armando Maradona el miércoles- fue cordial pero, en lo concreto, fueron más exigentes que sus pares de Cambiemos. Por ejemplo, solicitaron que se reinstaure el Fondo de Infraestructura Municipal.

El FIM no es un tema menor, el pasado 23 de septiembre, el propio Kicillof precedió junto a su ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, la firma de convenios para la ejecución de 60 obras de infraestructura en 44 distritos. La inversión prometida: 736 millones de pesos, que saldrían justamente del Fondo de Infraestructura Municipal.

La lista de obras incluía, por ejemplo, reparación de pavimento para San Martín, obras de bacheo en Puán y construcción de accesos y senderos en Vicente López.

intendentes-de-Juntos-por-el-Cambio-La-Plata
Unos 40 intendentes opositores se reunieron en La Plata para reclamar una mejor distribución en el proyecto de ley de presupuesto 2021 para sus municipio. (@jorgemacri)

Para que quedase clara la firme intención de los intendentes en sus reclamos, fueron con una lista de obras para sus distritos que habían sido prometidas con los fondos del FIM y que ahora, entendían ellos, habían sido borradas de un plumazo. Un hecho que desde el ministerio de Economía negaron de manera enfática a Infobae. “Uno de los principales ejes de ese presupuesto es la inversión en infraestructura para la reactivación de la economía”, sostuvieron.

El diputado Juan Pablo De Jesús, ex intendente del Partido de la Costa, y titular de la Comisión de Presupuesto e Impuestos de la Legislatura bonaerense, y quien también participó de la reunión, se llevó la lista de reclamos y aseguró que será estudiada.

Los intendentes del Frente de Todos fueron firmes al argumentar que en ningún momento fueron consultados a la hora de elaborar el proyecto de ley y que se enteraron de los números del Presupuesto por los portales de noticias, como Infobae.

Para los jefes municipales, lo más importante es poder contar el año próximo con un fondo para obras de infraestructura que puedan manejar desde los distritos y que no estén dirigidos desde La Plata. Según le explicaron a los legisladores, el FIM es una herramienta clave para recuperar las economía comunales después luego de las medidas de aislamiento por la pandemia del nuevo coronavirus.

El Fondo de Infraestructura Municipal es una herramienta que acordó Vidal con los alcaldes del PRO y del Frente para la Victoria, y que permitía a los intendentes decidir, licitar y controlar una serie de obras locales previamente acordadas con el Ejecutivo provincial a través del ministerio de Gobierno. Sobre este punto, la administración de Kicillof no les dio una respuesta.

En parte, gracias a ese Fondo, Vidal supo sacar en en el parlamento las leyes que necesitaba. Ahora el actual Ejecutivo provincial lo retiró y generó malestar.

El parlamento bonaerense debería tratar las próximas semanas el presupuesto 2021 que fue presentado por la administración de Axel Kicillof el 6 de noviembre pasado.
El parlamento bonaerense debería tratar las próximas semanas el presupuesto 2021 que fue presentado por la administración de Axel Kicillof el 6 de noviembre pasado.

Los intendentes oficialistas, como los de Cambiemos, también pidieron que se les condone la deuda del fondo especial de emergencia Covid. Se trata de $4.500 millones que la Nación le dio a la provincia y la provincia le prestó a los municipios. “No estamos en condiciones de pagar eso”, le dijeron en la cara a la vicegobernadora y ex intendenta de La Matanza.

En su afán de obtener una mayor cantidad de fondos, también reclamaron algo que el gobierno de Kicillof, al menos por ahora, no está dispuesto a otorgar. Coparticipar con los municipio el Fondo de Fortalecimiento Fiscal, esto es el dinero que la Nación le gira a Provincia y que es nada más ni nada menos el 1,2 punto de coparticipación que el gobierno de Alberto Fernández le sacó al gobierno porteño gobernador por Horacio Rodríguez Larreta.

Del encuentro tomaron tomaron parte los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Cristian Cardozo (La Costa), Mayra Mendoza (Quilmes), Alejandro Acerbo (Daireaux), Nicolás Mantegazza (San Vicente), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Andrés Watson (Florencio Varela), Gustavo Menéndez (Merlo) y Alejandro Dichiara (Monte Hermoso); y Daniel Barrera (vicejefe de Gabinete de La Matanza).

En la lista de alcaldes que estuvieron presentes hay nombres a destacar, Mendoza, por ejemplo, ligada a La Cámpora, es muy cuidadosa en cada uno de sus movimientos y en La Plata entendieron que no hubiese estado presente si no tenía un guiño del diputado Máximo Kirchner, el líder de ese movimiento kirchnerista. Menéndez es el presidente actual del PJ Bonaerense. Nardini, otro hombre ligado a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, e Insaurralde, con muy buena llegado tanto a Alberto Fernández como a la ex mandataria.

La lista de los primeros diez municipios que recibirán una mayor carga presupuestaria son en orden descendente: La Plata, gobernada por Julio Garro, un hombre de Cambiemos; Moreno, Luján, La Matanza, Merlo, Bahía Blanca, distrito conducido por Héctor Gay, también del PRO; San Martín, Hurlingham, Tigre y Florencio Varela.

mayra-mendoza-reunion-con-intendentes-por-el-presupuesto-2021
La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, se saluda con la vicegobernadora Verónica Magario en La Plata, estuvieron reunidas por reclamos en la distribución de las partidas presupuestarias. (@mayrasolmendoza)

Desde la administración de Garro, y de Gay, cuando se los consulta por pertenecer al selecto TOP 10 aclaran que es un error observarlo así. No podrán utilizar en obras para la comunidad, como veredas, cordones, pavimento o mejoramiento del espacio público ya que están afectados a la construcción de cárceles y alcaldías.

Lanús, por ejemplo, un municipio del Sur del Conurbano, conducido por Néstror Grindetti, ocupa el puesto número 90 entre los 135 distritos bonaerenses con apenas $84.669.354. Desde la oposición entienden que es una suma ridícula, destinada a “negociar”, ya que allí también está prevista al menos una alcaldía. Lo comparan, por ejemplo, con Pilar, distritos liderado por kirchnerista Federico Achával, que en el lugar número 19 se le otorgan $723.030.029.

En esa intendencia también esta prevista la construcción de una alcaldía y tiene hasta menos habitantes que Lanús. Según el último Censo, Pilar cuenta con 385.425 vecinos, y el distrito del sur con 462.760.

Según el trabajo que realizó Eduardo Rivas, basado en el entrecruzamiento de datos del presupuesto, pero también tomando la densidad poblacional, el Top 10 estaría formado por (en orden descendiente): La Matanza, La Plata, Quilmes, General Pueyrredón, Lomas de Zamora, Merlo, Almirate Brown, Moreno, Florencio Varela y Tigre.

Algunos números del presupuesto

El proyecto de ley presupuestaria 2021 incluye, como ya informó este medio, por ejemplo, una Inversión en infraestructura y vivienda que alcanzará los $174.151 millones (1.35% del PBI) y se van a concentrar en obras hidráulicas, rutas, viviendas y cloacas y urbanización de barrios populares. Inversión en educación que no incluye el salario en educación y cultura, pero sí las partidas para comedores escolares, alcanzará los $ 82.469 millones de pesos, creciendo 63% en términos reales respecto a 2019. Se hará una inversión en Infraestructura educativa de $6.561 millones y se destinarán $5.866 millones a la adquisición de equipamiento y tecnología educativa.

Inversión en seguridad y servicio penitenciario. Aquí también sin tener en cuenta el la inversión salarial llegará a los $33.273 millones, creciendo 57% en términos reales respecto a 2019. Prevé $5.429 millones para Infraestructura penitenciaria y $7.075 millones para formación policial, entre otros.

Reactivación económica e inclusión social. La inversión no salarial de los Ministerios de Trabajo, Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica y Desarrollo Agrario alcanzará $4.815 millones, creciendo 80% en términos reales con respecto a 2019. La inversión no salarial en Inclusión social alcanzará $47.017 millones, un incremento del 15% en términos reales respecto a 2019.

Inversión en Salud. Se destinará en inversión no salarial $74.926 millones, creciendo 30% en términos reales respecto a 2019. El plan operativo 2021 prioriza fortalecer los servicios críticos hospitalarios y mejorar sus condiciones edilicias, entre otros puntos salientes del proyecto de ley que debería comenzar a debatirse las próximas semanas para iniciar el 2021 con el nuevo presupuesto aprobado.

“Con Axel Kicillof vamos a seguir potenciando la producción y defendiendo el trabajo de cada bonaerense”, dijo, componedora Mayra Mendoza después de la reunión. Sus palabras estuvieron en consonancia con el otro vocero tras el cónclave. En igual tenor se pronunció su par Andrés Watson: “Trabajando unidos y junto a Kicillof vamos a poner la Provincia en marcha”.

Desde la oposición, creen que el primer presupuesto del actual mandatario bonaerense, terminará en consenso. Sin embargo, no ocultan su malestar por no haber sido consultados, al igual que los alcaldes propios, para buscar un acercamiento antes de presentación en las cámaras parlamentarias. Eso habría agilizado su tratamiento en momentos donde la economía provincial -y del país- están mal heridas.

Seguí leyendo:

Nuevo contrapunto por los incidentes durante el velatorio de Maradona: la Ciudad asegura que Nación pidió cortar el avance de la fila

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba