Salud

Científicos investigan los beneficios de los antidepresivos para COVID-19 y Alzheimer

Distintos estudios con antidepresivos observaron resultados alentadores en distintas enfermedades – Shutterstock

Aunque la mayoría de los tratamientos para tratar la enfermedad COVID-19 producida por el nuevo coronavirus, se han dirigido a los pacientes más graves, un estudio reciente de pacientes con enfermedad sintomática leve encontró resultados alentadores con el uso del antidepresivo fluvoxamina. El ensayo controlado aleatorio preliminar de 152 adultos no hospitalizados halló que el fármaco puede ayudar a prevenir el deterioro respiratorio. Aunque el estudio fue pequeño y tuvo un seguimiento breve, los hallazgos son alentadores, ya que la fluvoxamina es segura, está ampliamente disponible, es asequible y puede administrarse por vía oral. Es probable que se lleven a cabo más investigaciones con gran interés, ya que se necesitan desesperadamente herramientas para evitar que el COVID-19 leve progrese a una enfermedad grave.

En el estudio, que incluyó a 152 adultos no hospitalizados (edad media, 46; 72% mujeres) con infección confirmada por SARS-CoV-2 y síntomas leves de COVID-19 que comenzaron dentro de los 7 días y saturación de oxígeno del 92% o más, ninguno de los pacientes que tomaron fluvoxamina dentro de los 7 días de los primeros síntomas desarrolló dificultades respiratorias graves o requirió hospitalización por deterioro respiratorio. No se produjo deterioro clínico en ninguno de los 80 pacientes que tomaban fluvoxamina en comparación con 6 de 72 (8,3%) pacientes que tomaban placebo, una diferencia absoluta del 8,7% (IC del 95%, 1,8% – 16,4%).

Los hallazgos son alentadores para la fluvoxamina que demostró ser segura fluvoxamina es segura y eficaz, para pacientes con COVID-19 leve. (REUTERS/Russell Boyce)
Los hallazgos son alentadores para la fluvoxamina que demostró ser segura fluvoxamina es segura y eficaz, para pacientes con COVID-19 leve. (REUTERS/Russell Boyce) (Russell Boyce/)

Los autores advierten que el estudio fue pequeño y con un seguimiento breve, y que los hallazgos “deben interpretarse como una generación de hipótesis más que como una demostración de eficacia”. Sin embargo, señalan, si el fármaco resulta ser eficaz para COVID-19, las ventajas potenciales de la fluvoxamina para uso ambulatorio incluyen su seguridad, amplia disponibilidad, bajo costo y administración oral.

“La mayoría de los tratamientos en investigación para COVID-19 se han dirigido a los pacientes más enfermos, pero también es importante encontrar terapias que eviten que los pacientes se enfermen lo suficiente como para requerir oxígeno suplementario o tener que ir al hospital”, dijo el investigador del estudio Eric J. Lenze, MD, profesor de psiquiatría y director del Laboratorio Mente Saludable de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, St. Louis, Missouri, dijo en un comunicado.

La pandemia ha incrementado la sensación de ansiedad y temor de las personas - Shutterstock
La pandemia ha incrementado la sensación de ansiedad y temor de las personas – Shutterstock

Un antidepresivo diferente puede tener el potencial de prevenir otra enfermedad importante. Otro estudio reciente publicado en la revista Neurology, encontró que el inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS) escitalopram reduce los niveles de amiloide-beta-42 en el líquido cefalorraquídeo de los adultos mayores cognitivamente normales, lo que sugiere un papel potencial de estos fármacos en la prevención de la enfermedad de Alzheimer. No está claro si esta reducción se traducirá en un beneficio clínico significativo. Sin embargo, los investigadores sugieren que los hallazgos pueden conducir al desarrollo de una terapia más dirigida o apuntar a combinaciones de medicamentos que podrían promover la reducción de amiloide. El papel de los ISRS en la prevención de la demencia, específicamente la enfermedad de Alzheimer, está en curso.

Un estudio reciente encontró que agregar un antipsicótico de segunda generación a un antidepresivo que se usa para tratar la depresión aumenta el riesgo de mortalidad para los adultos de mediana edad. El gran estudio observacional incluyó 39.582 pacientes que habían sido diagnosticados con depresión. Después de al menos 3 meses de tratamiento con un único antidepresivo, en más de la mitad de los pacientes (56,6%) se aumentó el tratamiento con un antipsicótico atípico (quetiapina, risperidona, aripiprazol u olanzapina). Para el resto (43,4%), se añadió un segundo antidepresivo. El grupo que tomaba antipsicóticos tenía un 45% más de riesgo de morir en comparación con los que recibieron un segundo antidepresivo. Los expertos dicen que estos hallazgos sugieren que los médicos deben considerar cuidadosamente si agregar antipsicóticos en pacientes que toman antidepresivos supera los riesgos.

La psilocibina, el compuesto psicodélico que se encuentra en los “hongos mágicos”, puede representar una alternativa a los antidepresivos para algunos pacientes - Shutterstock
La psilocibina, el compuesto psicodélico que se encuentra en los “hongos mágicos”, puede representar una alternativa a los antidepresivos para algunos pacientes – Shutterstock

En noticias más alentadoras , la psilocibina, el compuesto psicodélico que se encuentra en los “hongos mágicos”, puede representar una alternativa a los antidepresivos para algunos pacientes. Recientemente se descubrió que la psilocibina mejora los síntomas y produce remisiones en pacientes con depresión mayor. Los resultados de un pequeño ensayo aleatorio mostraron que el tratamiento con psilocibina se asoció con una reducción superior al 50% de los síntomas depresivos en el 67% de los participantes del estudio. Aunque se necesitan más investigaciones, el potencial de respuesta rápida puede convertirlo en una alternativa prometedora a los antidepresivos en ciertos entornos.

Desde usos no aprobados hasta nuevos hallazgos relacionados con su indicación tradicional, los antidepresivos recibieron mucha atención esta semana, convirtiéndose en el tema clínico de mayor tendencia.

SEGUÍ LEYENDO:

Siete de cada diez argentinos estarían dispuestos a aplicarse la vacuna contra el COVID-19

La ONU eliminó al cannabis de la categoría de drogas más peligrosas: qué implicancias tiene la decisión

Un informe concluyó que las comunidades latinas y afroamericanas en Estados Unidos no tienen gran confianza en la vacuna

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba