Salud

¿A dónde irán las vacunas contra el COVID-19? Un gráfico muestra cómo se distribuyen hasta el momento, país por país

Contando todas las ofertas de vacunas per cápita, Canadá lidera el grupo, con casi nueve dosis por persona (REUTERS) (Matyas Borsos/)

Los desarrolladores de vacunas que ya han informado resultados prometedores de ensayos de Fase III contra COVID-19 estiman que, entre ellos, pueden producir dosis suficientes para más de un tercio de la población mundial para fines de 2021. Pero muchas personas en países de bajos ingresos podrían tener que esperar hasta 2023 o 2024 para la vacunación, según estimaciones del Duke Global Health Innovation Center en Durham, Carolina del Norte.

Los fabricantes han reducido sus estimaciones de producción a corto plazo con el tiempo, dice en un artículo publicado en la revista científica Nature, Rasmus Bech Hansen, director ejecutivo de Airfinity, una firma de análisis de mercado de ciencias de la vida en Londres. Pero los fabricantes de las tres vacunas que parecen estar más cerca de una distribución generalizada: AstraZeneca, Pfizer y Moderna estiman una capacidad de producción total de 5.3 mil millones de dosis para 2021, que podría cubrir entre 2,6 mil millones y 3,1 mil millones de personas, dependiendo de si la vacuna de AstraZeneca se administra en dos dosis o en una y media. Y una vacuna creada en el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya en Moscú podría cubrir a otras 500 millones de personas por año fuera de Rusia a partir de 2021, dice el Fondo de Inversión Directa de Rusia con sede en Moscú, que está apoyando su desarrollo.

La mayor parte de esta capacidad ya está reservada. Los 27 estados miembros de la Unión Europea junto con otros cinco países ricos han reservado aproximadamente la mitad (incluidas opciones, escritas en sus contratos, para pedir dosis adicionales y negociaciones que se han revelado pero aún no finalizadas). Estos países representan solo alrededor del 13% de la población mundial.

Si se incluyen otras seis vacunas candidatas principales, el número total de dosis para las que se han publicado acuerdos aumenta a 7.400 millones, con opciones de expansión o negociaciones en curso que representan otras 2.900 millones de dosis, según los cálculos de Airfinity. Cuando se incluyen estas otras vacunas, el número total de dosis aseguradas por los mismos cinco países y la UE se mantiene en aproximadamente la mitad del total, porque aquellos lo suficientemente ricos como para apostar por varios candidatos compraron amplias carteras de productos a principios de pandemia.

Contando todas las ofertas de vacunas per cápita, Canadá lidera el grupo, con casi nueve dosis por persona. “Canadá ha hecho exactamente lo que esperaríamos que hiciera un país de altos ingresos, y ha hecho lo correcto con su país”, asegura Andrea Taylor de Duke.

Pero esto también significa que las dosis no se distribuirán de manera equitativa. “Ahora que estamos viendo resultados realmente buenos, todos se sienten más optimistas. Están empezando a negociar“, dice Taylor. “Pero es una imagen bastante aterradora en este momento, porque faltan muchos países”.

También es probable que los acuerdos de fabricación local determinen a dónde van los primeros envíos de vacunas, dice Bech Hansen. India, por ejemplo, se ha asegurado más de 2 mil millones de dosis de vacuna, en parte aprovechando el acceso a las capacidades de fabricación del Serum Institute of India en Pune, el mayor fabricante de vacunas del mundo.

Esto deja una disminución de los suministros a corto plazo para los países de ingresos bajos y medianos. La mayoría de estos países parecen depender de las contribuciones de COVAX, un fondo conjunto para la distribución equitativa de vacunas COVID-19 liderado por Gavi, un financiador de vacunas para países de bajos ingresos con sede en Ginebra, Suiza, la Organización Mundial de la Salud y la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI) en Oslo. Hasta el momento, ha asegurado un estimado de 700 millones de dosis de vacunas y quiere proporcionar 2 mil millones para fines de 2021, con el objetivo de brindar cobertura a al menos el 20% de la población de los países participantes. Más de 189 países se han suscrito a COVAX, incluidas las economías ricas que se han unido para subsidiar el acceso a las vacunas.

En última instancia, los países con dosis excesivas podrían donarlos a COVAX. No es así como se pretendía que funcionara el fondo, dice Taylor; no ayuda con una distribución equitativa porque es probable que los países de ingresos altos se aseguren de satisfacer sus propias necesidades de vacunas antes de transferir dosis excesivas. “Pero creo que así es como se desarrollarán las cosas”, sostiene.

Los precios de las vacunas también varían y difieren de un trato a otro. AstraZeneca, con sede en Cambridge, Reino Unido, ha dicho que proporcionará su vacuna a alrededor de USD 3-4 por dosis, que es entre cinco y diez veces más barata que los precios estimados de otros candidatos importantes, como Pfizer (con sede en Nueva York) y Moderna (con sede en Cambridge, Massachusetts). AstraZeneca se ha comprometido a proporcionar la vacuna sin fines de lucro durante la “duración de la pandemia” y de forma perpetua a los países de ingresos bajos y medianos. Otras empresas no han asumido estos compromisos.

Gráficos: Marcelo Regalado

SEGUÍ LEYENDO:

Pfizer solicitó a la Unión Europea la autorización de emergencia para su vacuna contra el coronavirus

La aparición de la vacuna no detendrá la evolución del virus

Vacuna contra el coronavirus: en qué consiste la Fase IV

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba