Política

Atentado a la AMIA: Telleldín concluirá mañana su alegato y se prevé que haya veredicto antes de fin de año

Carlos Telleldín (Adrián Escandar)

La defensa de Carlos Telleldín terminará mañana su alegato en el juicio oral que se le sigue por haber entregado la camioneta traffic que se usó en el atentado a la AMIA en el que murieron 85 personas y 151 resultados heridas.

La defensora oficial de Telleldín, Verónica Carzolio, pidió la semana pasada la absolución al sostener que la imputación estaba prescripta, que ya había sido juzgado por el mismo hecho y que pasaron demasiados años para que la acusación siga abierta.

Telleldín afronta tres pedidos de condena. La Unidad Fiscal AMIA y la querella de los familiares de las victimas solicitaron la pena de prisión perpetua mientras que la querella de la AMIA-DAIA, 20 años de prisión. Los acusadores sostuvieron que Telleldín vendió la camioneta sabiendo que se iba a utilizar para cometer un delito.

La defensa terminará mañana su alegato y el miércoles que viene se prevé una audiencia para que las partes se repliquen sus exposiciones. Y para antes de fin de año la expectativa es que los jueces del Tribunal Oral Federal 3, Andrés Basso, Javier Ríos y Fernando Canero, den el veredicto del caso.

La mañana del 18 de julio de 1994 un coche bomba con entre 300 y 400 kilos de explosivos detonó en la AMIA. Entre los escombros se encontró parte del motor de la camioneta traffic y algunas de sus estillas en los cuerpos de las víctimas. Telleldín fue detenido pocos días después del atentado y estuvo preso 10 años en la cárcel de Devoto.

La acusación contra el doblador de autos y ex oficial de inteligencia de la Policía de Córdoba durante la dictadura militar que hicieron la Fiscalía y las querellas es que compró una camioneta a la que le sacó el motor y se la puso a otra que vendió y que fue usada en el atentado.

El atentado a la AMIA ocurrió el 18 de julio de 1994
El atentado a la AMIA ocurrió el 18 de julio de 1994

Durante los alegatos, los acusadores coincidieron que Telleldín falsificó los papeles con los que vendió la camioneta. Por ejemplo, puso un número de documento que empezaba con 41 millones cuando en 1994 ese número no existía. También que falsificó la firma del presunto comprador que fue Ramón Martínez, una persona a la que Telleldín conocía y que estaban enemistados.

Por otra parte señalaron que el acusado preconstituyó prueba con testigos para que algunos hechos parezcan desvinculando a Telleldín. Y por último que cuando ocurrió el atentado varias personas lo vieron nervioso y que se fugó a Misiones, donde luego fue detenido.

“Dio el elemento esencial para el hecho. Telleldín se representó que ese vehículo podía ser usado como un coche bomba y a pesar de eso siguió adelante con su accionar. Actuó con indiferencia y egoísmo”, dijo el fiscal Roberto Salum en su alegato.

La defensa de Telleldín inició el suyo la semana pasada. “Entregó la camioneta sin saber el destino que se le iba a dar”, dijo la defensora Carzolio, quien mañana hará su alegato sobre el hecho de esa entrega.

El Tribunal Oral a cargo del juicio (Adrián Escandar)
El Tribunal Oral a cargo del juicio (Adrián Escandar)

La abogada hizo otros planteos para pedir la absolución de Telleldín. Sostuvo que ya fue juzgado por el hecho en el proceso que se inició en 2001 y culminó en 2004 con la absolución de todos los acusados de la llamada conexión local por la nulidad que se decretó del juicio. Allí se determinó que el juez federal Juan José Galeano cometió irregularidades que desviaron la investigación. Entre ellas que autorizó que la entonces SIDE del gobierno de Carlos Menem le pague a Telleldín 400 mil dólares para que acuse falsamente a oficiales de la Policía Bonaerense.

La defensa también señaló que la causa está prescripta y que se violó el plazo razonable que tiene el estado nacional para investigar y juzgar a una persona y que Telleldín no puede cargar con una negligencia de 26 años.

Este es el segundo juicio que se hace por la AMIA. El primero fue el que se declaró nulo. La Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó en 2009 la nulidad del juicio pero dejó a salvo la acusación contra Telleldín por haber entregado la camioneta. En mayo del año pasado comenzó este segundo juicio que en marzo se suspendió por la pandemia del coronavirus y se retomó en junio por videoconferencia.

Seguí leyendo:

La defensa de Telleldín pidió su absolución en el juicio por el atentado a la AMIA

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba