Salud

La llegada de la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19 a la Argentina antes de fin de año mostró los dilemas del hallazgo científico más preciado y escaso del mundo

El Fondo Ruso de Inversión Directa y el Gobierno de Argentina firmaron esta mañana un contrato de compra anticipada para suministrar al país 10 millones de dosis de la vacuna Sputnik V. El acuerdo prevé que la vacuna llegue antes de Navidad y que se comience con la inoculación a los grupos vulnerables antes de fin de año. (EFE/EPA/MAXIM SHIPENKOV) (MAXIM SHIPENKOV/)

Vacunar a casi la totalidad de la población de este planeta que abarca a no menos de 7.700 millones de habitantes como única estrategia sanitaria consistente y conocida para detener esta pandemia global por el virus SARS-CoV-2 -llevando inmunidad comunitaria al mayor número de personas, según su edad y condición de salud- resulta la síntesis perfecta de una verdadera epopeya científica nunca antes vista.

Tal como adelantara Infobae, en este lado del Cono Sur la buena noticia hoy se hizo escuchar: Rusia enviará a la Argentina 10 millones de dosis de la vacuna Sputnik V antes de finalizar el año, como consecuencia de la firma de un acuerdo por el hallazgo científico del Instituto Gamaleya.

En el estadio actual de la pandemia y luego de más de 9 meses de existencia del virus entre nosotros, el anuncio de esta mañana del presidente Alberto Fernández estableció el primer mojón claro y preciso sobre cuándo los argentinos dispondremos de una vacuna contra el COVID-19; y que haya podido responder con éxito las dos preguntas que la ciencia le exige a la Fase III: demostrar eficacia y seguridad para acceder a la evidencia científica.

En este contexto, el gobierno argentino en la representación del presidente de la Nación y el ministro de Salud, Ginés González García, anunció esta mañana el tercer contrato de compra anticipada, en este caso al gobierno federado de Rusia – a través del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés). El acuerdo prevé que la vacuna llegue a nuestro país antes de Navidad y que se comience con la inoculación a los grupos vulnerables antes de fin de año -población de más de 65 años y ancianos, personal de salud, seguridad y maestros.

“Vacunaremos a más de 300 mil personas antes de fin de año y yo seré el primero”, expresó vehemente el presidente Fernández durante la presentación del acuerdo entre Rusia y Argentina. En marzo se anexarán 5 millones de dosis más, en donde seguramente la prioridad la tendrán los educadores para poder cumplir con el comienzo del ciclo lectivo 2021 con clases presenciales.

carta-de-putin-vacuna-rusa-alberto-fernandez

El anuncio dejó al descubierto el camino laberíntico que de aquí en más implicará el acceso al bien actualmente más preciado y escaso del mundo: las vacunas contra el COVID-19, sobre todo respecto de su acceso y disponibilidad de producción.

En cualquier punto del mapa, cada vez que nos acercamos al acceso de una vacuna, se disparan varios temas a resolver: la complejidad alrededor de las certificaciones de los organismos internacionales en el contexto del uso de emergencia, la logística de aplicación, la capacitación de los vacunadores -según requiera cada una de las plataformas-, almacenamiento, necesidad de heladeras con frío normal o de freezers de ultrafrío (-80 grados C) y el transporte de los insumos y de los vacunados. ¿Si los ancianos serán el grupo vulnerable estratégico para comenzar la vacunación cómo se trasladará a los adultos mayores desde sus hogares o geriátricos hasta los centros de vacunación? El Reino Unido sumando cientos de asistentes sociales ofrece lentamente algunas ideas. Apenas las primeras preguntas.

Consultado por Infobae, el médico infectólogo, epidemiólogo y asesor del gobierno Hugo Pizzi (MP 54.101), “el anuncio de hoy es muy esperanzador porque vamos a tener 300 mil dosis de vacunas antes de fin de año y vamos a tener 10 millones de dosis entre enero y febrero. Si realmente la gente se comporta y adhiere a todas las medidas sanitarias emanadas por el gobierno y las autoridades sanitarias, es muy importante porque se va a cumplir una variable que es la siguiente; esa variable junto a otras, conforman una ecuación epidemiológica que en general siempre es exitosa”.

Argentina además de cerrar con el gobierno ruso y el Instituto científico Gamaleya, tiene otros dos contratos de compra anticipada de vacunas ya firmados y un cuarto de palabra muy avanzado.

El primer acuerdo lo hizo con el laboratorio AstraZeneca por una cantidad de 22.4 millones de dosis -en alianza con la academia de Oxford y el Grupo Insud, a través de su compañía biotecnológica argentina mAbxcience que será la encargada de producir la vacuna de Oxford-AZ para América Latina-; el tercero es con la ONU, a través del Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la COVID-19, también llamado COVAX. Un programa global al que se han adherido cientos de países para participar de manera equitativa y conseguir la/ las vacuna/s una vez que esté/n disponible y está liderado por la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI); la Alianza para la Vacunas (GAVI) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Todos los contratos de compra de vacunas hasta ahora son de compra anticipada, porque las dosis están en plena producción y a la espera de lograr todas las certificaciones formales, que siguen amparadas bajo la lógica del tiempo veloz de la emergencia pandémica, de parte de los principales organismos de regulación internacionales como lo son la FDA (Food and Drug Administration), la europea EMA (European Medicines Agency). Y además cada país debe sumar el sello de la agencia de control local. En el caso argentino se trata de la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, según sus siglas).

La vacuna de Pfizer- Biontech desarrolla estudios clínicos de sus vacunas en el país y fue el primer laboratorio que se sentó con el gobierno nacional. Ahora parece que no puede cumplir con las 750 mil dosis prometidas. LA vacuna requiere temperaturas ultrafrío (REUTERS/Dado Ruvic/Illustration)
La vacuna de Pfizer- Biontech desarrolla estudios clínicos de sus vacunas en el país y fue el primer laboratorio que se sentó con el gobierno nacional. Ahora parece que no puede cumplir con las 750 mil dosis prometidas. LA vacuna requiere temperaturas ultrafrío (REUTERS/Dado Ruvic/Illustration) (DADO RUVIC/)

El cuarto preacuerdo -aún sin firma- se hizo con el gigante pharma estadounidense-alemán Pfizer- Biontech, que fue el primer laboratorio que se sentó con el gobierno argentino. La paradoja del caso es que no sólo aún no cerró formalmente el acuerdo, sino que éste peligra. Las autoridades sanitarias locales pidieron comprar 750 mil dosis, pero ahora que Pfizer -Biontech es la única vacuna que ya inició el proceso de inoculación en el mundo -en Reino Unido y otros países de Europa y pronto comenzará en Estados Unidos – esgrimió que no tendrá la cantidad de vacunas con las que se había comprometido con Argentina.

Conocida la información sobre los problema de producción y abastecimiento de la vacuna de Pfizer-Biontech para nuestro pais fue una desilusión para la cartera de Salud y para el propio Alberto Fernández. En agosto, Pfizer-Biontech inició uno de los estudios clínicos más importantes en el país de su vacuna en el Hospital Militar de CABA y con el liderazgo del prestigioso médico infectólogo argetino, Fernado Polack. Los tiempos de la ciencia no son los de la politica.

La vacuna de Pfizer-Biontech está basada en la tecnología del ARN mensajero, que lleva instrucciones de ADN para que las células del cuerpo humano generen ciertas proteínas protectoras. La misma comenzó sus ensayos en Alemania a fines de abril y en EEUU a principios de mayo. (REUTERS/Dado Ruvic/File Photo/File Photo)
La vacuna de Pfizer-Biontech está basada en la tecnología del ARN mensajero, que lleva instrucciones de ADN para que las células del cuerpo humano generen ciertas proteínas protectoras. La misma comenzó sus ensayos en Alemania a fines de abril y en EEUU a principios de mayo. (REUTERS/Dado Ruvic/File Photo/File Photo) (DADO RUVIC/)

Para pasar en limpio , hasta ahora AstraZeneca, Pfizer-Biontech y el gobierno de la Federación rusa a través del Instituto Galameya de Rusia ya han presentado la documentacion preliminar a la agencia local ANMAT en busca de la aprobacion en uso de emergencia de sus vacunas.

Traspié paradojal de AstraZeneca

Según pudo saber Infobae el presidente Alberto Fernández canceló una visita al hub tecnológico local mAbxience -productor de la vacuna de Oxford-AstraZeneca para la región – que también estaba prevista hoy, ante la noticia de la firma del acuerdo con Rusia por la Sputnik V. Quedó claro para los protagonitas del cónclave fallido que no se trató de un desaire o cortocircuito para su otro partner el Grupo Insud, liderado por el empresario Hugo Sigman, y el propio laboratorio AZ , sino más bien se trató de que el encuentro se reagende y tenga la jerarquía que merece.

Lo que sí es un hecho fáctico es que el proyecto de la vacuna de adenovirus de chimpancé de Oxford-AstraZeneca se retrasó. Hasta ahora, se prevén las aprobaciones y aplicaciones para el primer trimestre de 2021. Las razones del atraso frente al proyecto que parecía liderar la movida de las inoculaciones son paradojales y propias de lo que le ocurre a la ciencia cuando se revisa y busca seriamente la evidencia científica. El mismo Reino Unido esta semana comenzó con su vacunación y lo hizo con la plataforma de Pfizer- Biontech (aprobada por su agencia local, la inglesa MHRA) , antes de que estuviera listo su producto de origen made in Oxford.

FILE PHOTO: A test tube labeled with the vaccine is seen in front of AstraZeneca logo in this illustration taken, September 9, 2020. REUTERS/Dado Ruvic/File Photo
FILE PHOTO: A test tube labeled with the vaccine is seen in front of AstraZeneca logo in this illustration taken, September 9, 2020. REUTERS/Dado Ruvic/File Photo (DADO RUVIC/)

El traspié paradojal que sufrio la vacuna de Oxford-AZ – válido en las precisiones sobre seguridad y eficacia que requiere la Fase III- es que se había establecido que la vacuna iba a ser administrada en dos dosis. pero se determinó que aquellos voluntarios que en el ensayo clinico habian recibido una sola dosis demostraban mejor efectividad que aquellos que habian recibido las dos. Esto determinó reenfocar las conclusiones preliminares y retrasó las consiguientes aprobaciones de las agencias regularorias.

La vacuna de AstraZeneca por una decisión conjunta con la Universidad de Oxford se venderá no profit, sin ganancia alguna. Costará entre USD 3 y 4 dólares, dependiendo del país y los costos internos. La vacuna rusa Sputnik V costará USD 20 dólares y la de Pfizer-Biontech entre USD 30 y 35 dólares

Según los resultados publicados en la revista The Lancet convierten a la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad Británica de Oxford en la primera en proporcionar evidencia preliminar que logra detener el SARS-CoV- 2. Y la revisión de pares, estableció que los datos son más convincentes para el grupo que recibió la mitad de una dosis en su primera inyección. Esto no solo parece conferir una mayor protección frente a la enfermedad, es en este grupo donde hay una reducción de la transmisión asintomática del virus, algo que es fundamental si se quiere obtener la inmunidad colectiva para obtener una mayor protección de la población.

Inocular en suelo argentino

Las diez millones de dosis de la vacuna Sputnik V que se comprometió Rusia representa la primera vacuna registrada del mundo contra el coronavirus. Un hallazgo científico producido por el instituto de excelencia Gamaleya y financiada por el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés). Y que le permitirá a la Argentina asegurar una cartera diversificada de vacunas contra el coronavirus. El suministro de la vacuna será facilitado por socios internacionales de RDIF en India, China, Corea del Sur y otros países.

La virtual viceministra de Salud argentina y secretaria de acceso a la Salud, Carla Vizzotti ya confirmó que viajará a Rusia este próximo fin de semana para ultimar los detalles del acuerdo, la documentacion científica y la logística de aplicación.

La singularidad de la vacuna rusa radica en el uso de dos vectores diferentes basados en el adenovirus humano, lo que permite una respuesta inmune más fuerte y a más largo plazo en comparación con las vacunas que usan un mismo vector para las dos dosis.

El suministro de la vacuna será facilitado por socios internacionales de RDIF en India, China, Corea del Sur y otros países (Europa  Press)
El suministro de la vacuna será facilitado por socios internacionales de RDIF en India, China, Corea del Sur y otros países (Europa Press) (SPUTNIK V/)

El 24 de noviembre pasado, el Centro Gamaleya y el RDIF anunciaron los resultados positivos del segundo análisis de datos preliminares de los ensayos clínicos de Fase III, doble ciego, aleatorizados y controlados con placebo más grandes en Rusia, que demostraron una tasa de eficacia del 91,4% para la vacuna Sputnik V.

Los datos preliminares sobre voluntarios en el día 42 después de la primera dosis (equivalente a 21 días después de la segunda dosis), cuando ya han formado una respuesta inmune estable, indican que la tasa de eficacia de la vacuna es superior al 95%.

El costo de una dosis de la vacuna Sputnik V para los mercados internacionales será de menos de USD 10. Sputnik V es una vacuna de dos dosis. Por lo tanto, costará menos de USD 20 por persona. Las solicitudes de más de 1.200 millones de dosis de la vacuna Sputnik V provinieron de más de 50 países. Los suministros de vacunas para el mercado mundial serán producidos por los socios internacionales de RDIF en India, Brasil, China, Corea del Sur y otros países.

¿Por qué es importante que la Argentina cuente con una vacuna contra el COVID-19 ? por que es la única barrera epidemiologica que nos separa de la alta transmisibilidad que demostró el virus SARSCov-2 y del riesgo de muerte que provoca la enfermedad COVID -19, en pacientes de más de 65 años y en pacientes severos ante la aparición del sindrome inflamatorio. Lograr la inmunización colectiva de las comunidades abarca a todas las latitudes del globo. Y específicamente en el caso argentino porque además la pandemia ya dejó más de 40 mil personas fallecidas, con una edad promedio de 74 años.

En diálogo con Infobae, el médico infectólogo Lautaro de Vedia (MN 70.640), ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) e infectólogo jefe del Hospital Muñiz remarcó: “Hay que confiar en la ciencia”.

“Frente a este inminente proceso de vacunación contra el SARS-CoV-2 que tenemos por delante, lo importante es lograr la mayor cantidad de cobertura en el menor tiempo posible. Que empecemos a administrar las vacunas en las poblaciones de riesgo, personal de salud, esenciales, personas que tengan comorbilidades, mayores de 65 años. No todo el mundo tendrá que vacunarse. El foco no es empezar antes de fin de año, sino vacunar a la mayor cantidad de gente. Es una buena noticia. Nos va a ayudar a combatir mejor y a prepararnos mejor para el año que viene, sin olvidar que la vacuna es un elemento más. No es la solución absoluta”, aclaró de Vedia.

vacuna en polvo
(Shutterstock)

Concluyó a Infobae el epidemiólogo Pizzi, “mientras llegan las 300 mil dosis desde Rusia y transitamos esta esperanza, este principio del fin de esta tragedia, debemos ser cautos y prepararnos para seguir cuidándonos. Mientras más gente haya con anticuerpos, ya sea porque los adquirió con la enfermedad o porque se lo creamos con la vacunación artificialmente, el virus cada día va a tener más dificultades para poder transitar. Es algo totalmente disímil de lo que sucedió al principio de la pandemia, donde se encontró con su gran capacidad destructiva, en una sociedad absolutamente virgen y que podía transitar a gran velocidad y contagiosidad”.

SEGUÍ LEYENDO:

La conexión local de la vacuna rusa Sputnik V: qué laboratorios podrían producirla en la Argentina

Ginés González García: “Es muy probable que la vacuna contra el COVID-19 se incorpore al calendario obligatorio en 2022”

Sputnik V: qué dijeron los científicos rusos sobre la ingesta de alcohol

Investigadores confirmaron que la vacuna de Oxford y AstraZeneca es segura y eficaz contra el coronavirus

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba