Economía

El Gobierno anuncia el acuerdo fiscal con EEUU y el nuevo blanqueo de capitales y apunta a una recaudación de USD 1.000 millones por año

Marc Stanley y Sergio Massa protagonizarán el acto este lunes en el CCK

Con un acto en el Centro Cultural Kirchner, el Gobierno dará el último paso antes de la puesta en marcha del esquema de intercambio de información fiscal automático con los Estados Unidos, un objetivo que el Estado argentino se planteó desde hace años más allá de los sistemas hoy vigentes con ese país, y que comenzará a funcionar desde el primer día del 2023. Además, dará luz verde a un proyecto de ley para un blanqueo de capitales que podría hacer caer declaraciones de quienes ingresaron en el sinceramiento fiscal de 2017 y no formalizaron la totalidad de sus activos o que después del blanqueo sumaron nuevos activos no declarados en el exterior.

“Venimos trabajando (en el acuerdo) desde la siguiente semana a la que asumí como ministro. Planteamos en Estados Unidos con mucha firmeza que Argentina necesitaba que EEUU dejara de ser la guarida fiscal de ciudadanos que eluden su responsabilidad con el fisco argentino en cuentas en EEUU”, dijo el ministro de Economía, Sergio Massa, en declaraciones a Radio con Vos este domingo para anticipar la rúbrica del convenio que tendrá lugar este mediodía. Junto al titular de AFIP Carlos Castagneto y el embajador norteamericano Marc Stanley, protagonizarán la rúbrica del convenio fiscal este mediodía.

“Este es un enorme paso para que aquellos que toda su vida pagaron impuestos vean igualada su situación con quienes eludieron sus obligaciones usando al sistema financiero de Estados Unidos como guarida fiscal”, reiteró Massa en un posteo en la red social Twitter.

Aún no se conoce la letra chica del acuerdo, aunque este tipo de convenios, que EEUU firmó con más de un centenar de países, suelen tener características estándar al tratarse de un acuerdo de intercambio automático y recíproco. En ese sentido, algunas claves para tener en cuenta son el alcance que tendrá, qué tiempos de implementación estarán asociados a ese intercambio, qué poder de ampliación de la base tributaria implicará y cómo convivirá con ese nuevo blanqueo que planteará el Poder Ejecutivo.

Como referencia, el acuerdo que firmó la IRS con Colombia en 2015, un modelo similar al que firmará la Argentina, implica un intercambio de información que incluye nombre, CUIT, número de cuenta, monto de intereses recibidos y de dividendos cobrados en los Estados Unidos que se acreditaron en esa cuenta.

Ese convenio prevé que “toda la información intercambiada deberá estar sujeta a la confidencialidad y demás medidas de protección previstas, incluyendo las disposiciones que limitan el uso de información intercambiada”, menciona ese acuerdo con Colombia.

Carlos Castagneto - Titula AFIP
Carlos Castagneto, titular de AFIP (AFIP/)

Existe una discusión entre expertos tributaristas sobre si el modelo de intercambio que firmará el Gobierno incluye o no datos sobre beneficiarios finales más allá de la titularidad de las cuentas. Es decir, si la conformación de una estructura o sociedad sería una forma de esquivar el intercambio de datos bajo el modelo Fatca. Para algunos exponentes del sector privado esto es así, aunque en el Poder Ejecutivo aseguran que la información será completa.

“Si se firma un IGA 1 (N. de R.: uno de los dos modelos de convenios de intercambio) recíproco, EEUU solamente intercambiaría información de los titulares de cuentas bancarias y no de los beneficiarios finales. Es decir que sólo se reportaría información de los titulares de cuentas bancarias y no de los beneficiarios finales. Por eso, las cuentas de sociedades no estarían alcanzadas, ya que Estados Unidos no brinda la información de los dueños de las sociedades a ningún país del mundo”, aseguró un informe de la consultora Carta Financiera.

Por su lado, el tributarista Sebastián Domínguez afirmó que “si seguimos el Modelo de Acuerdo IGA1 que habitualmente firma EEUU con otros países como lo hizo con Brasil, no se recibiría toda la información que se ha indicado que se va a recibir. No se recibiría información de beneficiarios finales de sociedades del exterior que tengan cuentas abiertas en EEUU y no se recibiría información de saldos de cuentas bancarias en Bancos de EEUU de titularidad de personas humanas residentes argentinas”, apuntó, pero sí implicaría datos sobre intereses cobrados en esas cuentas si superaran en un año calendario los 10 dólares.

“Estados Unidos nos da la informacion financiera con identificación del titular de la cuenta, monto bruto de dividendos percibidos u otras cuentas en Estados Unidos. También los bancos argentinos pasan a tener la obligación de declarar información a requerimiento de funcionarios de EEUU. Es un compromiso mutuo de alcanzar niveles equivalentes de intercambio de información, con la responsabilidad de confidencialidad, y un régimen de salvaguarda sobre los procedimientos técnicos y tecnológicos”, mencionó el ministro.

Algunos de los países que tienen firmado ese modelo de IGA 1 como el que mencionaron son Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, Francia, Alemania, Israel, Italia, México, Países Bajos, Perú, España, Suecia, Turquía y Gran Bretaña.

Respecto a la posibilidad de un nuevo blanqueo de capitales, desde el Gobierno eligieron no anticipar detalles del proyecto. Lo que sí anticipó Massa es cómo convivirá con el régimen de intercambio de información: “Vamos a trabajar para que antes del 30 de diciembre el Congreso argentino trate la normativa para que entre 1° de enero y el 30 de diciembre los argentinos que no exteriorizaron bienes tengan oportunidad de hacerlo. Quienes no lo hagan serán sujeto de sanciones, no solo tributarias, sino también penales”, anticipó también Massa.

Edificio fachada AFIP
AFIP será el firmante del acuerdo de intercambio fiscal con los Estados Unidos (Foto: AFIP)

En ese sentido, el ministro hizo referencia al sinceramiento fiscal de 2017: “Si alguien blanqueó y ocultó bienes o luego de la exteriorización violó el acuerdo con la AFIP, el blanqueo (para esa persona) se cae y se revisa todo el patrimonio y la exteriorización (que había realizado)”, advirtió.

En ese sentido, Domínguez apuntó que “habrá que analizar la alícuota del impuesto especial, los plazos para adherirse, si es amplio para todo tipo de bienes o solo para cuentas en EEUU, si es un ‘borrón y cuenta nueva’ o si solo se permite exteriorizar saldos de cuentas a la fecha que se disponga, entre otras cuestiones”, dijo.

Sobre el potencial de recaudación, existen estimaciones preliminares que calculan que la base imponible podría ampliarse a partir de este intercambio de información en unos USD 100.000 millones, según reconstrucciones citadas en despachos oficiales en base a informes del sistema financiero norteamericano. En ese plano, arriesgan desde el equipo económico, el adicional de recaudación tributaria podría rondar los USD 1.000 millones anuales.

Sería, en ese sentido, poco representativo: algo menos de $170.000 millones a precio del dólar mayorista y que equivaldría, solo para comparar, al 10% de los ingresos del fisco de octubre pasado. Los dos impuestos que serían alimentados por este acuerdo de intercambio de información serían Bienes Personales y Ganancias.

En su último comunicado en el que oficializó la aprobación de las metas del tercer trimestre, el staff del Fondo Monetario Internacional se refirió al régimen de intercambio recíproco como un elemento que podría ayudar a la recaudación impositiva. “En el aspecto estructural, se necesitan esfuerzos continuos para fortalecer la gestión financiera pública, el mercado de deuda pública en pesos, los marcos ALD/CFT (N. de la R.: prevención de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo) y el potencial exportador neto de los sectores estratégicos, particularmente en energía. El próximo acuerdo de intercambio de información internacional con los Estados Unidos podría apoyar la movilización de ingresos y la acumulación de reservas”, reza el comunicado.

Ayer, pocas horas después de los anticipos de Massa, Pablo Moyano, cosecretario general de la CGT y secretario adjunto del poderoso gremio de Camioneros salió en respaldo de los anuncios. “Quienes fugaron los capitales deben dar respuesta al pueblo”, señaló. “No se puede seguir permitiendo que vivos que le hacen mal a los argentinos se lleven la plata a cuentas extranjeras y sigan especulando con el dólar”, indicó Moyano.

Seguir leyendo:

Plazos, impuestos y alcance: a días de su firma, cuáles son las claves del acuerdo de intercambio fiscal con EEUU

El FMI aprobó la tercera revisión del programa y la Argentina recibirá este mes cerca de 6.000 millones de dólares

La economía del próximo verano: cómo espera el Gobierno que evolucionen las principales variables macro

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba